Un Smart más inteligente

Jamás soñaste con tener un pequeño objeto que guardara todo lo que te importa, interesa y necesitas para vivir el día a día, pero ya lo tienes; ahora puedes cuidar tu salud con sólo mirar tu teléfono ocasionalmente. ¿Lo has pensado?

Bajar de peso, cuidar tu alimentación, seguir tu rutina de ejercicio, revisar tus latidos, programar tus citas, anotar tus progresos, conseguir información nutricional, todo, todo lo puedes tener en la palma de tus manos. Y es que, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información, el 87% de los mexicanos cuenta con acceso a la tecnología móvil, lo que significa que es la principal forma de conexión de la población mexicana.

Pero, ¿la tecnología digital puede ayudarnos a cuidar nuestra salud? Varios laboratorios y asociaciones médicas han apostado por desarrollar aplicaciones para la salud que les permitan formar parte fundamental en la vida de sus pacientes, acceder a la información que necesitan, recibir ayuda y en algunos casos incluso pueden permitirles tener diagnósticos más precisos y eficaces; convirtiéndolas en una nueva forma de comunicación entre el médico y el paciente.

BLOGTECH

Para la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) la tecnología móvil puede aumentar las probabilidades de supervivencia en personas que sufren un ataque al corazón o un derrame cerebral. ¿Cómo?

Imagina que mientras vas caminando por la calle ves a alguien sufriendo un paro cardíaco, si llamas a emergencias probablemente la ambulancia no llegue a tiempo, pero si tuvieras una aplicación que te diera instrucciones de RCP… no sé, quizá podrías salvarle la vida a un desconocido; y antes de que te emociones con esta idea millonaria, entérate que la AHA ya la realizó. A la par busca crear una aplicación para alertar a voluntarios sobre víctimas de paro cardíaco, para que así puedan actuar y realizar reanimación.

Y es que, pasamos tanto tiempo unidos al celular (no me digas que no lo llevas hasta el baño) y lo miramos tantas veces (en promedio unas 80 veces al día, según Ben Bajarin) que su cercanía podría convertirlo en la primera ventana hacia la información y el diagnóstico de una enfermedad.

La industria farmacéutica ya se dio cuenta de ello, y algunos laboratorios están apostando por el desarrollo de aplicaciones para diagnosticar enfermedades, por ejemplo, ISDIN ha creado la app FotoSkin, pensada para ayudar en la prevención, diagnóstico y evaluación de riesgos de la piel; además brinda consejos, test del estado de la piel y permite tomar fotografías para conocer la evolución de los lunares y manchas cutáneas. Piensa en las posibilidades ¿qué otras enfermedades podrías detectar utilizando una aplicación?

Por otro lado, las aplicaciones podrían ser el mejor aliado para los médicos, ayudándoles a recolectar información sobre sus pacientes y el desarrollo de su enfermedad, permitiendo que ambos estén más comunicados e informados, por ejemplo, pacientes con sobrepeso o diabetes pueden utilizar un sensor de actividad y una aplicación para registrar y analizar su consumo de alimentos o las actividades que realizó; permitiéndoles así monitorear su avance y darse cuenta de aquellos puntos que necesitan mejorar. Una forma sencilla de transmitir datos sobre el paciente a los médicos, para que ellos evalúen la efectividad del tratamiento.

Sí, el desarrollo de aplicaciones es una excelente oportunidad para la industria farmacéutica; sobre todo porque los mexicanos tienen un alto porcentaje de descarga en aplicaciones de salud, 15% de los usuarios de smartphones se preocupan por descargar este tipo de aplicaciones. Únicamente necesitamos crear políticas que aseguren a los usuarios la eficacia y fiabilidad de estas aplicaciones, así como su uso y comercialización, fuera de ello creemos que es una excelente propuesta para que la industria farmacéutica se adapte a la vida del paciente.

Quién sabe, quizá después de ello se pueda lograr salvar la vida de muchos pacientes mientras ellos usan su Smartphone.