Novartis apuesta por la innovación en hematología.

El pasado lunes, la farmacéutica Novartis anunció la compra del laboratorio estadounidense Selexys Pharmaceuticals, un desarrollador biofarmacéutico especializado en el tratamiento de trastornos hematológicos y afecciones inflamatorias.

Novartis, había adquirido el derecho exclusivo de comprar el laboratorio, con sede en Oklahoma, desde el 2012; pero no fue hasta que se recibieron los resultados del estudio SUSTAIN, una prueba fase II que evaluó el uso de SelG1 en pacientes con drepanocitema, cuando Novartis ejecutó su derecho de compra.

El medicamento SelG1 es un anticuerpo anti-P-selectina, usado en las crisis de dolor vaso-oclusivo en pacientes con drepanocitemia. Un trastorno hereditario, causado por una anormalidad en la hemoglobina, caracterizado por la presencia de eritrocitos con forma ahusada o de media luna, que bloquean el flujo de sangre por los vasos sanguíneos y causan falta de oxígeno en los tejidos corporales.

Más de 90,000 individuos en los EE.UU, principalmente afroamericanos, son afectados por esta enfermedad y el único tratamiento, actualmente disponible, aprobado por la FDA es Hydroxyurea (HU). Sin embargo el desarrollo de SelG1 significa una nueva opción para los pacientes que necesitan reducir las crisis de dolor causantes de serias complicaciones que conducen a una alta mortalidad y morbilidad en pacientes con drepanocitemia.

Aunque los resultados de SUSTAIN se presentarán durante la Sesión Científica Plenaria del 58º Encuentro Anual de la American Society of Hematology (ASH), la transacción de Novartis ha comenzado, y se estima que alcance los 665 millones de dólares entre el pago inicial y los pagos siguientes.

De acuerdo con Bruno Strigini, CEO de Novartis Oncology:

“Con esta adquisición, Novartis es capaz de aprovechar su liderazgo en la investigación hematológica, y avanzar en el desarrollo de un potencial tratamiento para los pacientes que viven con esta condición debilitante”.