10 tips para lograr tu propósito de bajar de peso.

Cada año se comienza con un listado de metas para convertirse en una mejor versión de sí mismo, tristemente la mayoría de estos propósitos se quedan en el aire debido a la falta de estructura, ayuda y planeación necesaria para alcanzar el objetivo. Nosotros no queremos que abandones tan pronto tus convicciones, por ello en IdeasPharma te compartimos el plan perfecto para comenzar a trabajar en ellos.

Entre los propósitos más comunes está el “quiero bajar de peso”, sobre todo después de los kilos ganados tras las fiestas, y aunque es un buen deseo es poco probable que se pueda cumplir si no se posee una voluntad férrea y un plan de acción.  Como toda meta, hay que tomarla en serio, y más cuando tu salud podría estar en riesgo.

La dieta en nuestro país (y en muchos otros) se ha occidentalizado, constantemente estamos expuestos a comidas “pecaminosas”, al punto de que nos hemos habituado a consumir una cantidad fabulosa de calorías, lo que se complementa con un estilo de vida sedentario. Esto se podría representar matemáticamente como:

SOBREPESO.jpg

Gracias a esto México se ha convertido en uno de los países con mayor cantidad de personas obesas, según los datos publicados en The Lancet, el país ocupa el sexto lugar en las listas de obesidad en hombres y en mujeres (8.9 y 13.9 millones de personas, respectivamente). Y este fenómeno no es exclusivo de la tierra de los tamales, sino que tiene un alcance internacional. Esta misma investigación afirma que enfrentamos una epidemia mundial de obesidad.

Un propósito realista, no idealista

Nos dimos a la tarea de buscar y escoger 10 consejos para que inicies un plan de acción fácil de seguir que te permita bajar esos kilos de más.

10 tips para comenzar a bajar de peso

  1. UBICA TU REALIDAD. Para lo que preferentemente puedes buscar apoyo de tu médico, así evaluarás tu peso, altura y factores de riesgo (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, CDC).
  1. IDENTIFICA TUS MALOS HÁBITOS. Revisa e identifica los hábitos poco saludables y elige los que tratarás de cambiar primero (CDC).
  1. PONTE METAS ESPECÍFICAS. Determina un tiempo concreto para ejercitarte al día, para que queden asentadas por escrito. Antes de que te propongas algo, debes tener plena confianza en que estás dispuesto a lograrlo. (Asociación Americana de Psicología, APA).
  1. HAZ VISIBLE TU PLAN. Anótalo en un lugar en el que puedas revisarlo constantemente (APA).
  1. SÉ CONSCIENTE DE LO QUE COMES. Ten una bitácora de alimentos para anotar todo lo que comes, así podrás estar más consciente de tus hábitos alimenticios (CDC).
  1. DA PASOS PEQUEÑOS PARA LLEGAR LEJOS. Plantea pasos modestos para alcanzar tu objetivo; como sustituir un alimento por otro más saludable durante una semana o reducir un kilogramo al mes. Cuando cumplas estas metas, en plazos cortos, conseguirás una satisfacción que te ayudará a mantener los cambios (APA).
  1. TODO CAMBIO SE DA POCO A POCO. Los malos hábitos se desarrollan con el paso del tiempo y sucede lo mismo con los saludables. Las modificaciones drásticas suelen causar conflicto y son abandonadas rápidamente. Es mejor  que te enfoques y des un paso a la vez. Cuando una nueva conducta saludable se haya convertido en hábito podrás añadir otra nueva a la práctica (APA).
  1. EVALUA TU PROGRESO REGULARMENTE. Analiza las partes del plan y realiza ajustes en las que no te han funcionado bien (CDC).
  2. BUSCA COMPAÑÍA. Pueden ser amigos, compañeros de trabajo o familiares que se fijen metas similares a las tuyas. Esto les ayudará a motivarse mutuamente y mantenerse firmes en su propósito (APA).
  3. BUSCA APOYO. Apóyate en tu familia y/o amigos, cuéntales a todos lo que planeas, así podrán brindarte aliento y estimularte a seguir adelante. (CDC).

Esperamos que pronto puedas contarnos cómo te fue con este sencillo plan de acción.