¿Por qué necesitamos enfermeras?

¿Qué hace una enfermera? ¿Las valoramos lo suficiente o sólo las consideramos una “ayudante” cualquiera?. IdeasPharma te habla sobre su verdadera labor dentro del sistema de salud en México. 

La enfermería es una profesión de enorme importancia para el correcto funcionamiento de los sistemas de salud del mundo entero. El licenciado en enfermería es quien, quizá, está más cerca del paciente, y que gracias a su formación académica es capaz de participar en los procesos del cuidado de la salud y prevención de la enfermedad.

Tiene la capacidad única para fungir como compañero de otros profesionales de la salud en distintos ambientes como hospitales, escuelas, hogares, clínicas y consultorios. Pero a pesar de todo ello, esta disciplina ha pasado por una evolución prolongada para obtener el reconocimiento que merece, un proceso que no ha concluido y del que aún queda un largo camino por recorrer, sólo después de ello el puesto de enfermería dejará de estar  subordinado y subestimado.

Empecemos por lo básico, ¿Qué es la enfermería?

Para entender la importancia de la enfermería, es necesario tener claro el concepto. Definir esta disciplina no ha sido una labor sencilla, sobre todo porque se han experimentado cambios con el paso del tiempo que han dignificado progresivamente su función. En 2003, el Royal College of Nursing emitió una definición que puede ser una de las más adecuadas:

La enfermería es la utilización del juicio clínico en la provisión de los cuidados que le permiten a la gente mejorar, mantener o recobrar la salud para lidiar con los problemas de salud y alcanzar la mejor calidad de vida posible, cualquiera que sea su enfermedad o discapacidad, hasta la muerte.

Sin embargo, a pesar de que se valora su juicio clínico, hasta la fecha en nuestro país se les prohíbe prescribir medicamentos, al menos que no haya un médico presente o que el medicamento sea del cuadro básico aprobado por la Secretaría de Salud. Por el contrario en países como Estados Unidos, Francia, Brasil, Australia, Nueva Zelanda y Canadá las enfermeras tienen permitido administrar medicamentos, basadas en protocolos que sirven de guía para saber qué preguntar, qué hacer en ciertas circunstancias y qué estudios solicitar, permitiéndoles con ello tener una mayor participación en el cuidado del paciente.

¿Se subestima la enfermería?

Los enfermeros desempeñan una variedad de actividades y funciones que permiten sustentar los servicios de salubridad; sin embargo, no es lo mismo la vecina capaz de cuidar enfermos e inyectar, la enfermera técnica y la enfermera profesional. Cada uno de ellos representa un nivel distinto de profesionalización; sin embargo, generalmente (y para mal) se les estereotipa a todos en la misma categoría.

Los enfermeros técnicos tienen una formación práctica que les permite participar activamente como ayudantes durante el cuidado y atención de los pacientes; mientras que los licenciados en enfermería poseen una mayor amplitud de conocimientos empíricos y teóricos sobre cómo tratar a un paciente, desde la perspectiva psicológica hasta la práctica, por lo que se vuelven las mejores compañeros en los momentos difíciles para el paciente y su familia.

Aunque la prescripción de medicamentos por parte de las enfermeras sigue siendo un tema de debate entre la comunidad médica, siempre se concuerda en que a pesar de que ellas poseen un conocimiento farmacológico para atender a los pacientes es necesario ofrecerles una mayor profundización en este saber, o bien brindarles los protocolos guía que les permitan cubrir las necesidades de salud que existen actualmente.

Sin embargo, si esto llegara a aplicarse en algún momento implica que  ambos compartirán la carga legal en caso de surgir alguna complicación con el paciente, y que, con estos conocimientos agregados la enfermera podría aliviar en cierta medida la carga de trabajo del médico. ¿Parece una buena opción no? Sobre todo en un sistema de salud como el de nuestro país, en el que cualquier ayuda se agradece.

Está claro que aún queda mucho que hacer a favor de la profesión de enfermería, muchos temas que regular y otros para perfeccionar; pero sin duda la enfermería, esa “mezcla curiosa de tecnología y mitos, de ciencia y arte, de realidad y romance que combina lo concreto y lo abstracto, el pensamiento y la acción”, es una profesión que siempre estará ahí para aquellos que tienen el deseo (y las ganas) de ayudar a los demás.

Las enfermeras son esos seres fantásticos que acompañan al médico y paciente; sin su presencia el sistema de salud simplemente colapsaría, por ello en el Día De La Enfermera solamente queremos agradecerles por siempre estar con nosotros en las malas.