5 ideas para controlar tu gastritis

Debido a una mala dieta nuestro aparato digestivo puede sufrir infecciones y alteraciones como la gastritis, que alteran su funcionamiento y perjudican la calidad de vida, por ello Ideas Pharma te da 5 consejos para alejar este padecimiento de tu vida.

¿Qué es la gastritis?

A grandes rasgos, la gastritis consiste en la inflamación del recubrimiento interno del estómago, lo que más frecuentemente se debe a infecciones por la bacteria Helicobacter pylori. También pueden contribuir otros factores como el uso regular de ciertos analgésicos, el consumo excesivo de alcohol, el estrés severo y la edad avanzada.

Normalmente, la pared interna del estómago está cubierta por una capa de moco que la protege de la acción de los ácidos y enzimas digestivas. Cuando está cubierta de moco se debilita por alguna razón y la superficie del estómago entra en contacto con los jugos gástricos, lo que provoca daño e inflamación.

¿Qué consecuencias tiene la gastritis?

Más allá de las molestias considerables que trae consigo la gastritis, si el problema no se maneja adecuadamente puede ocasionar la aparición de úlceras gástricas y sangrado. Las úlceras son excavaciones que se forman en la superficie del estómago. Cuando la gastritis se vuelve prolongada, existe cierto riesgo de que aparezca cáncer de estómago.

¿Qué hábitos me pueden ayudar a aliviar los síntomas de gastritis?

El médico puede recomendar el tratamiento adecuado para cada tipo de gastritis, lo que dependerá de los factores causantes del trastorno. Además, hay algunas medidas nutricionales que permiten controlar los síntomas.

A continuación, te compartimos cinco ideas que pueden servir para controlar tu gastritis:

  1. Divide tu alimentación en comidas más frecuentes y con porciones más pequeñas.
  2. Evita el consumo de irritantes como alcohol, tabaco, bebidas acidificantes como el café, bebidas carbonatadas y jugos de frutas cítricas; medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ácido acetilsalicílico e ibuprofeno.
  3. Mantén una dieta rica en fibra.
  4. Consume alimentos que contengan flavonoides (que pueden detener el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori) tales como manzanas, apio, arándanos, cebolla, ajo y té.
  5. Evita alimentos con alto contenido de grasa, ya que estos aumentan la inflamación de la pared del estómago.

Consejos extra:   Evita los alimentos refinados, como pan blanco, pastas y azúcar. Y bebe diariamente entre seis y ocho vasos de agua purificada.