Trump ataca a la industria farmacéutica

Tras las últimas declaraciones de Trump en la rueda de prensa del pasado miércoles 11 de enero, la industria farmacéutica perdió $24, 600 millones. IdeasPharma te cuenta cómo pasó.

Como hemos visto, cada que el presidente electo de EE.UU, Donald Trump, da su opinión ante los medios o en su cuenta personal de Twitter el mundo se tambalea, en especial el peso mexicano; pero en esta ocasión sus palabras causaron una pérdida de $24.600 millones de dólares para las compañías farmacéuticas.

Esto después de que declarara, que: “las compañías farmacéuticas se estaban saliendo con la suya”, refiriéndose a dos situaciones. La primera relacionada con la producción de la industria farmacéutica, la cuál se realiza principalmente en países extranjeros, como México, donde representa la quinta actividad más importantes para la economía, y que según Donald Trump representa una enorme pérdida, de acuerdo a sus palabras:

“(…) nuestra industria farmacéutica ha sido un desastre. Va de un lado a otro. Tenemos que hacer volver a nuestra industria farmacéutica”

Sin embargo, empresas como Pfizer y Jhonson & Jhonson ahorran hasta 17.1% en manufactura en países como México, en comparación con EE.UU, de acuerdo al estudio  Competitive Alternatives 2016  por lo que a pesar de los planes de Donald Trump para la industria farmacéutica, similares a los que está sugiriendo para la industria automotriz, nuestro país, así como algunos otros en Latinoamérica, siguen representando un atractivo económico inigualable.

Después Donald Trump refirió una segunda situación: el exceso de gasto por parte del gobierno para cubrir la demanda de los medicamentos más solicitados por programas como Medicaid y Medicare.

“Somos los mayores compradores de medicamentos en el mundo y no tenemos buenos procedimientos de licitación”.

Pero este tema ha estado en debate desde la campaña electoral, después de que la candidata demócrata Hilary Clinton amenazara vía Twitter con crear un plan para combatir la subida de precios del mercado farmacéutico, debido a que estaba llegando a un punto alarmante. Situación que provocó la caída por más del 15% en las cotizaciones de la bolsa de farmacéuticas biotecnológicas como Gilead, Amgen, Celgene y Biogen, cuyo mercado principal es el estadounidense.

Y es que en EE.UU el gasto en salud aumentó 2.1% durante 2012, porcentaje superior al promedio establecido por la OCDE, por ello hoy Donald Trump planea implantar nuevas condiciones para los procedimientos de licitación; lo que según él permitiría “ahorrar miles de millones de dólares” en el gasto de salud.

El caso es curioso, ya que apenas hace unos meses, cuando se anunciaba el triunfo de Donald Trump, la industria farmacéutica, en especial los laboratorios afectados por las declaraciones de Hilary Clinton, recuperaban valor y superaban la amenaza. Sin embargo, tras las declaraciones del pasado miércoles el subíndice de biotecnológicas de Nasdaq ETF cayó un 4%,  el índice farmacéutico ARCA retrocedió 2% después de la caída de Pfizer en 2.6%, del 1% de Johnson and Johnson, y del 2.3% de Gilead Sciences Inc.

Hoy la industria farmacéutica, como el resto del mundo, se encuentra a la espera de la toma de posesión de Donald Trump, rodeada de incertidumbre sobre qué medidas tomará y cómo las aplicará. ¿Cómo reaccionará la industria Farmacéutica en México?