El error más común en el tratamiento de EDAS

Aunque las EDAS (infecciones gastrointestinales/diarreicas agudas) se han vuelto más comunes lo verdaderamente preocupante es que se está abusando de los antibióticos para tratarlas, IdeasPharma te comparte 5 motivos para no usarlos en tu prescripción.

1. La verdadera causa de las EDAS

Se sabe que más del 90% de las enfermedades infecciosas intestinales son causadas por un virus: el rotavirus es el agente causal más frecuente, es uno de los más peligrosos por los altos índices de deshidratación que ocasiona, y es más frecuente en los meses fríos y secos.1

2. Los antibióticos pueden empeorar la diarrea.

Ya que los antibióticos no son necesarios en la mayoría de los casos, hay más posibilidades de empeorar la diarrea y causar más complicaciones, como diarrea asociada a antibióticos. 2,3

3. Simplemente no están indicados.

El uso de antibióticos en el tratamiento de EDAS, sólo se recomienda en casos de diarrea del viajero moderada o grave o cuando hay más de 8 evacuaciones líquidas por día, heces con sangre, deshidratación, que persista por más de 1 semana, en personas con el sistema inmune debilitado, y en aquellos que requieren hospitalización.2

4.Existen mejores soluciones, como el agua con electrolitos.

La piedra fundamental en el tratamiento de EDAS es tomar fluidos con agua, sal y azúcar (vida suero oral) . Las bebidas energéticas (Gatorade/ Powerade) sólo son aceptables si no hay deshidratación. Los jugos de frutas diluidos con galletas saladas, también son una opción. 2

5.Hay otros medicamentos que complementan la hidratación:

Loperamida: interfiere con la peristalsis, mediante acción directa sobre los músculos circulares e intestinales, reduciendo su motilidad, y también reduce la secreción de fluidos y electrolitos, también aumenta la absorción de agua.4

Subsalicilato de bismuto:  además de tratar la diarrea, ayuda a la pirosis y el malestar estomacal. El subsalicilato de bismuto, posee una actividad antimicrobiana directa sobre varios organismos patógenos entéricos. También promueve la absorción y reduce la secreción de agua y electrolitos. Inhibe la síntesis de prostaglandinas, disminuyendo la inflamación e hipermotilidad intestinal. Protege la mucosa intestinal.5

Complementos de zinc: reducen en un 25% la duración de los episodios de diarrea y se asocian a una reducción del 30% del volumen de las heces.6

Probióticos: especialmente han sido estudiados en niños, demostrado sus beneficios, pero se limita más su uso a diarrea asociada a antibióticos.7

 

Etiología Características clínicas Tratamiento
Diarrea infecciosa
Viral Evacuaciones líquidas, febrícula, malestar general. Resuelve en las primeras 48 horas.
Bacteriana Fiebre (>38.4ºC) y heces con sangre Ninguno, salvo en ciertas circunstancias.
Parasitaria Muy poco común, se observa en viajeros o en campistas Antibióticos.
Diarrea no infecciosa
Antibióticos Heces líquidas que aparecen después de haber iniciado antibióticoterapia, que remite después de suspender el antibiótico Ninguna
Intolerancia alimentaria Diarrea, dolor abdominal, y/o gas después de consumir el alimento Determinar si la intolerancia es la causa
Síndrome de intestino irritable Dolor abdominal crónico, diarrea y/o constipación Tratamiento sintomático

¿Conoces a alguien que ha cometido este error al tratar las EDAS? ¡Comparte con él este artículo!

¿Deseas consultar las fuentes de este artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: