¿Paciente intubado? ¡Cuidado esto puede ocurrirle.

Los pacientes hospitalizados que se someten a procedimientos invasivos o quirúrgicos, comúnmente se ven afectados por infecciones hospitalarias. Más de 30% de estas infecciones son causadas por bacterias Gram-negativas, sobre todo los casos de neumonía asociada a la ventilación mecánica (47%).1

La ventilación mecánica es una práctica frecuente de los cuidados intensivos para casos de insuficiencia respiratoria. En los pacientes intubados, es prioritaria la prevención de complicaciones mecánicas e infeccionsas.2

A pesar de los progresos que se han obtenido en la terapia antimicrobiana, los cuidados hospitalarios y las medidas preventivas, la neumonía asociada a la ventilación mecánica sigue siendo una importante causa de morbilidad y mortalidad, complicando la situación de alrededor de 10% de los pacientes intubados y alcanzando una tasa de mortalidad atribuible de 13%.3

Con respecto a la etiología específica, los microorganismos que se aíslan con mayor frecuencia son Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus aureus, aunque también son frecuentes las cepas de S. aureus resistente a meticilina y P. aeruginosa resistente a antibióticos.4

La neumonía asociada a la ventilación mecánica es aquella que aparece 48 horas  después de la intubación, la cual corresponde a 80% de los episodios de neumonía intrahospitalaria.4

Tratamiento de la neumonía asociada a la ventilación

La terapia antimicrobiana apropiada y oportuna es fundamental para mejorar los desenlaces clínicos de los pacientes afectados por la neumonía asociada a la ventilación. No obstante, es común que los clínicos cometan errores al manejar estos casos, puesto que hasta en 70% de los pacientes reciben una terapia empírica inicial inadecuada.2

En años recientes, se han conseguido avances importantes en la bacteriología clínica, pero sigue siendo complicada la elección empírica del antibiótico apropiado. Además, el comienzo temprano del tratamiento, idealmente dentro de la primera hora, es esencial para determinar el desenlace de los pacientes críticos con infección.5

Las guías emitidas por la American Thoracic Society (ATS), en 2005, establecen entre sus lineamientos algunas recomendaciones como las siguientes:6

  • Es necesario hacer un cultivo a partir del tracto respiratorio inferior en todos los pacientes antes de la terapia con antibiótico, pero la recolección de cultivos no debe retrasar el inicio de la terapia en pacientes con enfermedad crítica.
  • Se debe prescribir la terapia antimicrobiana temprana, apropiada, de espectro amplio, con dosis adecuadas, para optimizar la eficacia antibacteriana.
  • El régimen empírico debe incluir agentes que pertenezcan a una clase de antibióticos diferente de las que el paciente haya tomado en forma reciente.
  • Se recomienda una duración corta para la terapia con antibiótico (7 a 8 días) en pacientes con neumonía asociada a ventilación mecánica no complicada que han recibido la terapia apropiada en forma inicial y que han tenido buena respuesta clínica, en ausencia de evidencia de infección con bacilos Gram negativos no fermentadores.

 

¿Deseas consultar las referencias de este artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: