La industria farmacéutica, confiable y sólida: CANIFARMA.

Entrevista con Rafael Gual Cosío, Director General de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, por Ideas Pharma.  

En Ideas Pharma tuvimos la oportunidad de charlar con el Ingeniero Rafael Gual Cosío, Director General de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) sobre el panorama de la industria farmacéutica ante los constantes embates a la economía nacional, las amenazas de Trump y otras complicaciones que existen en el país.

A pesar de que Trump ha amenazado previamente a la industria farmacéutica, arremetiendo contra la producción fuera de E.U. y a los altos costos que esto implica; los temores de que la industria se retire de México resultan infundados, de acuerdo al Ingeniero Gual la adopción de estas políticas proteccionistas por parte del Presidente Trump no son tan fáciles de llevar a cabo:

“El proceso requerido para cambiar una planta de un país a otro tiene una enorme complejidad, por efecto de las cuestiones regulatoria, lo que implica que el proceso de maduración para una nueva planta sea superior a cinco años”.

Podría interesarte: Trump ataca a la industria farmacéutica

canifarmafact.gif

De acuerdo al Ingeniero Gual, si Trump siguiera con el hostigamiento hacia las farmacéuticas, México podría aprovechar esa situación y traer más inversión a nuestro país. Y cabe mencionar que México es un excelente país para que la industria farmacéutica invierta. Actualmente, este sector aporta un promedio del 4% del PIB manufacturero, y es la quinta actividad más importante de la economía nacional. Para nuestro país representa una importante fuente de trabajo, ya que genera “cerca de 85 mil empleos directos y alrededor de 400 mil empleos indirectos” .

Además, México cuenta con un marco regulatorio de alto nivel de acuerdo al Director de la CANIFARMA, “la COFEPRIS ha sido reconocida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una agencia reguladora nacional de referencia, lo que significa que nuestro marco regulatorio es equiparable al de Estados Unidos y Europa”. El cumplimiento de este marco regulatorio le permite a la industria farmacéutica en México exportar a casi 70 países.

Paralelamente a esto, la CANIFARMA está trabajando con la Secretaría de Economía para estructurar un programa de desarrollo que busca:

“La formación de cadenas productivas dentro de la industria farmacéutica, lo que implica la integración de los 161 sectores industriales que tienen relación con la industria farmacéutica”.

El desarrollo de estas cadenas productivas podría potenciar, aún más, la inversión en nuestro país y convertir a la industria farmacéutica en un motor económico para México.

Aunque la depreciación del peso ha tenido un efecto negativo en la industria farmacéutica, ya que muchos de los insumos son importados; las farmacéuticas son conscientes de que un incremento en el precio del medicamento podría causar pérdidas en el mercado, sobre todo ante la gran competencia existente, por ello, los incrementos de precio solo se aplican cuando es estrictamente necesario, y solo para cubrir los costos de esta depreciación, pero difícilmente se dará un cambio drástico, según menciona el Director General de la  CANIFARMA.

De acuerdo al ingeniero Rafael Gual Cosío, es momento de que la industria farmacéutica capitalice las oportunidades que se presenten, más allá de sólo enfrentar los riesgos existentes en este inestable contexto económico.