Primer esperanza para esclerosis múltiple intratable: Ocrelizumab.

Hasta hace poco, los pacientes con esclerosis múltiple primariamente progresiva (aproximadamente el 15% de los casos de EM) no contaba con un tratamiento para retrasar su progresión; sin embargo en Marzo del 2017 la FDA aprobó Ocrelizumab, un nuevo tratamiento para la EMPP desarrollado por Roche.

Ocrelizumab es un anticuerpo humanizado que actúa sobre los linfocitos B CD20-positivos, linfocitos inmunitarios que podrían contribuir a los daños de la mielina y en los axones que puede provocar discapacidad en los pacientes con Esclerosis Múltiple.

La aprobación de Ocrelizumab fue posible bajo el sustento del estudio ORATORIO (fase III, aleatorizado, doble ciego, multicéntrico, global) en el que se evaluó la eficacia y seguridad de Ocrelizumab en 732 pacientes con Esclerosis Múltiple primariamente progresiva; durante las 120 semanas que duró el estudio se observaron resultados positivos en comparación con placebo:1

  • Redujo el riesgo de progreso de la discapacidad clínica en 24%,
  • Disminuyó en 29% el tiempo en la prueba de caminata de 25 pies (7.5 metros),
  • Aminoró la pérdida de volumen cerebral en 17.5%.

Durante la última década se han probado otras moléculas en el tratamiento de la EMPP, sin que ninguna mostrara una eficacia significativa, pero la  FDA consideró en Febrero del 2016 a Ocrelizumab como un avance terapéutico decisivo para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple primariamente progresiva, con esta designación se permitió agilizar el desarrollo y revisión de fármacos para que los pacientes pudieran acceder a este tratamiento lo más rápido posible.

Hoy Ocrelizumab cuenta con la aprobación indicada para la Esclerosis Múltiple primariamente progresiva, y se comercializará, al menos en Estados Unidos bajo el nombre de Ocrevus ® ; en nuestro país aún no se tiene una aprobación por parte de la COFEPRIS, esperamos que su inclusión no demore.