5 desagradables sorpresas que encontrarás en tus vacaciones de verano

Las vacaciones están aquí, y seguro ya estás pensando en disfrutar del mar, la alberca, la playa; lamentablemente no serás el único con ese deseo, y entre más gente enfrentes en tus vacaciones más probable es que te encuentres con ciertas desagradables sorpresas dentro de las albercas, que podrían arruinar tus vacaciones para siempre.

1.         El flotante … 1

Supongamos que un compañero vacacionista sufre de diarrea por un alimento en mal estado; y supongamos que ese alguien no se limpió bien o peor aún tuvo un pequeño accidente; así, sin saberlo, podrías estar expuesto a rastros de heces de tu compañero y enfrentarte a una seria infección.

¿No lo habías pensado? Afortunadamente, si estos “accidentes” ocurren en agua clorada la posibilidad disminuye bastante. Por ejemplo, el E. coli (causante de gastroenteritis y diarreas) sobrevive menos de un minuto en este ambiente, la hepatitis A alrededor de 16 minutos, la Giardia (que causa una infección en el intestino delgado) sobrevive unos 45 minutos y el Cryptosporidium (causante de cuadros diarreicos) puede sobrevivir más de 10 días.

Así que aunque no seas testigo de la diarrea del desconocido, la bacteria, virus o parásito que habita en sus heces pueden seguir ahí. Y no, el filtro de las albercas no será tu héroe, este sistema no elimina los microorganismos, y si todas las albercas comparten el filtro todas podrían estar infectadas.

  1.  ¡Ay, dolor!… de oído 2,3

Nada como disfrutar el agua del mar o la alberca por largo tiempo, una actividad relajante, justo lo que esperas de unas vacaciones, pero permanecer tanto tiempo puede ser contraproducente, sobre todo en niños y adultos jóvenes, los cuales son más propensos a sufrir una infección por Pseudomona aeruginosa, ya que su oído aún no está totalmente desarrollado para evitar que las bacterias entren.

Si un poco de agua queda estancada en el oído puede producir la sensación de picazón en el oído, enrojecerlo e inflamarlo, y un simple movimiento de cabeza o el más ligero roce se vuelve muy doloroso, incluso llega a salir pus del canal auditivo. Afortunadamente, es posible evitar esta infección sólo con secarte bien los oídos con una toalla después de nadar, sin colocar los dedos o hisopos, ya que pueden dañar el canal auditivo y causar un sitio de infección.

  1. El temido pie de atleta

Piensa, ¿qué parte de tu cuerpo está altamente expuesta cuando estás de vacaciones?, así es, los pies. Usar tus sandalias nuevas no siempre es lo más cómodo mientras nadas y mucho menos cuando sales de la alberca, así que lo más cómodo es caminar descalzo unos cuantos metros, total qué más da.

Lamentamos decirte que el 20% de las personas tienen el hongo del pie de atleta (con mayor frecuencia se trata de las especies Trichophyton rubrum, T. mentagrophytes var. interdigitale y Epidermophyton floccosum), el cual es muy fácil reconocer, ya que da mucha comezón, aparecen grietas y ulceraciones, además de un mal olor.  

Y sí, en vacaciones estás más expuesto a esta enfermedad, ya que entras en contacto con áreas que podrían estar infectadas, como las regaderas públicas, las del hotel, el área alrededor de la alberca, toboganes, y cualquiera donde la gente acostumbre estar descalza.  

  1. Sarna acuática

Leíste bien, la sarna del agua o picazón del nadador. Si eres de los que pasa largo tiempo en el agua y decide simplemente salirse y seguir con sus actividades de vacacionista sin siquiera tomarse el tiempo para ducharse o secarse, esta podría ser una de las desagradables sorpresas que te encontrarás en tus vacaciones.

La sarna del agua, es una urticaria causada por un parásito que, aunque muere cuando entra en contacto con la piel, causa un sarpullido en forma de ronchas rojas que se inflaman en los primeros 30 minutos (primeras horas de la exposición), estas ronchas aumentarán de tamaño en las primeras 24 horas y desaparecerán en 1 semana.

Evitarla es muy fácil, sólo necesitas ducharte y secarte vigorosamente para evitar que las larvas causen estragos en la piel, de lo contrario, será necesario que acudas con un médico para que te brinde un medicamento contra la picazón. Aunque no es tan común en México, es probable que si vas a E.U., Brasil o China te encuentres con esta sorpresa.

  1. Virus en las toallas

¿Compartes toallas? Ten cuidado porque éstas podrían ser una fuente de infección del virus Poxvirus, conocido como molusco contagioso, que causa pequeñas protuberancias aperladas en la piel, principalmente en la cara, el cuello, las axilas, los brazos y las manos.

Aunque no causa más problemas de salud su tiempo de vida es largo, aproximadamente tardará entre 6 a 9 meses en desaparecer de tu piel (a veces aparecen nuevas), ¡al menos este recuerdo te durará más que ese llavero que compraste!

¡No nos queda más que desearte unas felices vacaciones!