Las vacunas causan autismo ¿Cierto o falso?

Seguro has escuchado todos los rumores sobre lo peligrosas que pueden ser las vacunas para la salud de tus hijos, aquí te exponemos los hechos reales para que tomes una decisión correcta.

Hace algunos años, 1998 para ser exactos, comenzó a circular un estudio creado por Andrew Wakefield, que afirmaba que la vacuna contra la rubéola, papera y sarampión, mejor conocida como Triple Viral, causaba autismo en los menores. Lamentamos decirte que al igual que los múltiples estudios que has leído en Facebook como “la gente que tiene la letra fea es más inteligente” o “la gente que escucha metal es más fiel” el estudio de Andrew Wakefield fue un estudio mal realizado que nunca se pudo comprobar mediante el método científico  (en el que para que algo sea verdad debe poderse realizar en cualquier parte y obtener los mismos resultados). 2

A pesar de que muchos investigadores refutaron la teoría de Wakefield sobre que las vacunas eran capaces de causar autismo, los grupos anti-vacunas se valieron de este falso estudio para fomentar la NO VACUNACIÓN alrededor del mundo. 2 La gran mayoría de los miembros de este grupo no son científicos y se conforman con relacionar los signos del autismo (una enfermedad que afecta el cómo un niño interactúa, aprende y se comunica con otras personas 3)  que aparecen comúnmente a los 3 años, con la edad en que se aplican las vacunas, principalmente el refuerzo de sarampión, rubéola y paperas, enfermedades que se mencionaban en el estudio de Wakefield. 4

El efecto que ha tenido este falso rumor en el mundo ha sido impactante, enfermedades que estaban casi erradicadas están volviendo a aparecer, incluso en países del primer mundo. 2  Para darte un ejemplo, en el siguiente mapa se pueden observar las infecciones prevenibles mediante la vacunación, junto con los ataques por parte de los grupos anti-vacunas a personal de salud (marcados con un triángulo). La relación te parecerá sorprendente.

Mapa_prevalencia-enfermedades-2008.png
Enfermedades prevenibles presentes en 2008, y ataques de grupos anti-vacunas.
mapa-prevalencia-enfermedades-2017.png
Enfermedades prevenibles presentes en 2017, y ataque de grupos anti-vacunas.

Los grupos anti-vacunas siguieron basándose por años en la teoría de que las vacunas causan autismo, a pesar de que el Doctor Wakerfield admitió que falsificó los resultados del estudio porque una empresa lo había sobornado, lo que lo hizo perder su licencia médica y pedir una disculpa pública.2

La verdad es que las vacunas son, junto con el saneamiento del agua y los antibióticos, un descubrimiento que ha permitido reducir la mortalidad durante las últimas décadas, y gracias a ellas se ha podido erradicar enfermedades que eran potencialmente mortales o discapacitantes para toda la población.  En esta tabla se muestra el verdadero impacto de la vacunación en el mundo, comparando cifras antes y después de la vacunación. 1

Enfermedad Pre-vacuna (por año)

Casos                      Muertes

Post-vacunación (por año)

Casos                       Muertes

Difteria 21,053 1822 0 0
Sarampión 530,217 440 55 0
Paperas 162,344 39 6584 0
Tos ferina 200,752 4034 15,632 27
Poliomelitis, aguda 19,794 1393 0 0
Poliomelitis, paralítica 16,316 1,879 0 0
Rubéola 47,745 17 11 0
Síndrome de rubéola congénita 152 No disponible 1 0
Viruela 29,005 337 0 0
Tetanos 580 472 41 4
Hepatitis A 117,333 137 3579 18
Hepatitis B, aguda 66,232 237 4713 47
Hemofilis Influenza B 20, 000 1,000 208 5
Neumococo 63,067 6,500 5,169 4,850
Varicela 4,085 105 48,445 19
Total Muertes 18,412 4,970

Podría interesarte: Las 10 bacterias que causarán el apocalipsis 

Las vacunas son, sin duda alguna, una gran arma contra la mortalidad humana, y han hecho por nosotros más que cualquier otro recurso médico inventado, sin embargo, somos nosotros, con nuestras falsas creencias y rumores los que estamos causando un aumento en la mortalidad mundial, y el aparecimiento de enfermedades antiguas, cuyos efectos pueden ser inimaginables.

¿Deseas consultar las referencias de este artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando el siguiente formulario: