7 cosas que las pantallas le están haciendo a tus hijos.

Hace años, en lo que a muchos nos parece una época lejana, experimentamos el poder de la imaginación, en el que un lote baldío, una caja de cartón o una lata abandonada eran los mejores aliados de tus amigos y tú. Historias fantásticas, reuniones en las calles, guerras entre las pandillas, juegos infantiles, mamás que daban libertad, sencillamente otros tiempos, en los que no había esclavos de las pantallas.

Hoy vivimos en una situación triste, que sin duda responde a múltiples factores, entre ellos la falta de tiempo de los papás, que ha causado que los niños se vuelvan más sedentarios pero aunque no lo creas las pantallas pueden afectar a los niños  de formas terribles que quizá aún no has imaginado, aquí te damos unos ejemplos:

1. Las pantallas pueden afectar su sistema inmunológico.

Al pasar mayor alejados de los parques y jardines el desarrollo del sistema inmulógico se ve afectado, si bien ha disminuido la presencia de enfermedades infecciosas como la tuberculosis, malaria, hepatitis, neumonía, disentería e infestaciones por lombrices parasitarias (ya que no entran en contacto con la tierra), la presencia de trastornos alérgicos, así como de enfermedades inflamatorias crónicas y autoinmunes ha aumentado significativamente. 1

Y no, no es un punto a favor hacia las pantallas, ya que se ha asociado a las infecciones causadas por virus, lombrices y bacterias con una protección contra las enfermedades autoinmunes. 

2. Las pantallas pueden causas alteraciones físicas.

Algunos estudios han demostrado que las pantallas pueden afectar la estructura del esqueleto de los niños, como alteraciones en su estatura y la morfología del esqueleto. 2

Además, después de estar frente a las pantallas más de dos horas el 29% de los niños podría desarrollar una enfermedad degenerativa del disco cervical, esto significa que los discos que permiten la movilidad del cuello se adelgazan, lo que comprime los nervios y ocasiona dolor; 16% síndrome del tunel del carpo, que seguro te suena conocido, un dolor de opresión en el nervio que da la sensibilidad y movimiento de la mano; y el 27% Tenosinovitis De Quervain, una inflamación de los tendones que pueden extender la mano, lo que imposibilita el agarre y el movimiento. 3

Algunas de estas condiciones serán temporales y remitirán con tratamiento y rehabilitación, sin embargo si se sigue produciendo el estímulo o si no se realiza adecuadamente pueden dejar secuelas, en especial dolor o disminución del movimiento permanente.

3. Las pantallas pueden afectar el peso.

¿Qué podemos esperar de un niño que está frente a la pantalla todo el día? Obviamente el niño tendrá una vida sedentaria, lo cual se relaciona con los problemas de obesidad en los menores que a la larga se convierte en un factor de riesgo para la aparición de niveles anormales de grasas en el cuerpo (dislipidemia), diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares (hipertensión, aterosclerosis, embolia pulmonar y otras), así como problemas ortopédicos y emocionales. 5

Podría interesarte: ¿Por qué la obesidad infantil es peligrosa?

4. Las pantallas pueden afectar la visión de los niños.

Al estar frente a una pantalla enfocamos constantemente, y a comparación de cuando estamos leyendo nuestros ojos parpadean más frecuentemente, se deslumbran, y tienen que adaptarse al contraste con cada movimiento. En los niños, cuyos ojos aún no se han desarrollado totalmente, este exceso de funciones puede ser perjudicial. 6

La enfermedad más frecuente es el Síndrome de computadora, que afecta entre el 50-90% de las personas que están frente al monitor más de 3 horas frente al monitor. Aunque no hay daño permanente puede haber dolor intenso y visión borrosa. 

Por otro lado,  el parpadeo es un método para mantener los ojos humectados, aproximadamente parpadeamos 15 veces por minuto para lograrlo, pero cuando un niño está frente a una pantalla, el parpadeo disminuye a la mitad, lo que se traduce en ojo seco, lo cual hará que sienta comezón, visión borrosa, y sensibilidad a la luz, que si no se controla puede resultar en graves daños a la córnea. 7

5. Las pantallas afectan su desarrollo psicológico

En un estudio de este año por la revista de salud pediátrica, se encontró que la prolongada exposición a pantallas, causan que los niños presenten múltiples problemas psicológicos, mayor incidencia de depresión, ansiedad, problemas del sueño, y un retraso de habilidades físicas y cognitivas. 8

Por si fuera poco, en el 2012 se descubrió que la adicción al internet involucra cambios estructurales en la materia blanca del cerebro, disminuyendo la capacidad de procesar emociones, la toma de decisiones, y el control cognitivo. 9

6. Las pantallas pueden reducir su cuenta espermática

A través de los años se ha encontrado que cada vez la calidad de los espermatozoides ha disminuido. En el 2015 se descubrió que ver más de 20 horas de televisión a la semana se relaciona con disminución del 44% de la cuenta de espermatozoides a comparación de hombres jóvenes que no veían televisión. Un problema que sólo se puede cambiar con ejercicio vigoroso. 10

7. Las pantallas afectan el desarrollo del lenguaje

Muchos creen que la televisión o los programas infantiles ayudarán a que el niño aprenda a hablar o mejorar su lenguaje, la realidad es, como el niño en realidad no habla, y no sé le corrige, pasa lo contrario.

En un estudio en niños de 2 años, se descubrió que los niños que ven entre 2 a 3 horas de televisión diario, tienen 2.7 veces más posibilidades de tener problemas del lenguaje y si ven más de 3 horas el riesgo es mayor por 5.7 veces. 11

¿Sigues creyendo que las pantallas son la mejor solución para quitártelo de encima?

Si deseas consultar las referencias de este artículo solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: