Molécula de MSD obtiene aprobación para su uso en diferentes tipos de cáncer.

El pasado martes 23 de mayo, Merck & Co. (MSD) obtuvo el visto bueno de la FDA para que pembrolizumab sea utilizado como tratamiento para diferentes tipos de cáncer, después de que se comprobara su capacidad para atacar cualquier tumor que presente un biomarcador común, a diferencia de otros agentes cuya utilidad depende de la localización original del tumor.1

De acuerdo al doctor Richard Pazdur, director de la Oficina de Productos de Hematología y Oncología del Centro de Evaluación e Investigación de Fármacos y director del Centro de Excelencia en Oncología de la FDA, este es un avance importante para la oncología y mencionó que “hasta ahora, la FDA (sólo) había aprobado tratamientos para el cáncer basados en la parte del cuerpo en la que aparecía el cáncer.”1

Previamente, el pembrolizumab se había aprobado para tratar a ciertos pacientes con melanoma metastásico, cáncer pulmonar de células no pequeñas metastásico, cáncer de cabeza y cuello recurrente o metastásico, linfoma de Hodgkin clásico refractario y carcinoma urotelial pero esta aprobación lo autoriza como tratamiento de cualquier tipo de  cáncer. 1

Keytruda (pembrolizumab) se debe usar en pacientes pediátricos y adultos con tumores sólidos irresecables o metastásicos que poseen los biomarcadores MSI-H (microsatellite instability-high) o dMMR (mismatch repair deficient). Tumores que se caracterizan por contener anormalidades que alteran la reparación del ADN de la célula.  El cáncer aprovecha tales defectos para perpetuar el desarrollo de células anormales. 1

Estos biomarcadores (MSI-H y dMMR) son frecuentes en cánceres de tipo colorrectal, endometrial y gastrointestinal, aunque también se llega a encontrar en malignidades de las mamas, próstata, vejiga, tiroides y otras localizaciones.1

 

pembrolizumab utilizado para tratar diferentes tipos de cáncer.

 

¿Cómo actúa pembrolizumab?

Este agente es un inhibidor de la vía PD-1/PD-L1, que suelen usar ciertas células cancerosas para burlar al sistema inmunológico y evitar su destrucción. Específicamente, pembrolizumab se une a la proteína PD-1, que está presente en las células inmunes. 2-4

Al unirse la PD-1 de las células inmunes con el ligando PD-L1 que presentan las células cancerosas, las reconoce como células normales. Pero cuando la PD-1 está bloqueada, no puede unirse al PD-L1 y las células cancerosas son identificadas como extrañas y destruidas por el sistema inmune. 4

La eficacia de pembrolizumab se comparó con la quimioterapia basada en platino, en un estudio abierto, de fase 3, en pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas avanzado, que no habían recibido tratamiento previo y en los que al menos 50% de las células tumorales tenían expresión del ligando PD-L1.5

En este estudio, cuyos resultados fueron publicados en The New England Journal of Medicine, se encontró que en el grupo de pacientes que recibieron pembrolizumab se obtuvo una mediana de supervivencia libre de progresión de 10.3 meses, mientras que el grupo de quimioterapia tuvo un valor de 6.0 meses en esta variable. 5

La proporción estimada de supervivencia total a los seis meses fue de 80.2% en el grupo de pembrolizumab, en comparación con 72.4% del grupo de quimioterapia. La tasa de respuesta también fue mayor para pembrolizumab (44.8% vs. 27.8%). Por si fuera poco, los eventos adversos de cualquier grado relacionados al tratamiento fueron menos frecuentes con pembrolizumab (73.4% vs. 90.0% de los pacientes).5

Estos resultados permitieron que la FDA diera su visto bueno para que pembrolizumab comenzara a ser comercializado para el tratamiento de diversos tipos de cáncer en E.U.; en nuestro país, hasta el momento sólo está disponible en la práctica privada y lamentablemente el alto costo de las inmunoterapias (entre 15 mil y 150 mil USD al año) impide su uso generalizado.

¿Deseas consultar las fuentes de este artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: