¿Eres adicto a los videojuegos? Podrías tener este trastorno.

Los psiquiatras han reconocido la existencia de un problema conocido como Internet Gaming Disorder o Trastorno por Juegos en Internet. ¿Te suena familiar? Es posible que conozcas a alguien que tiene este tipo de adicción.

Se considera que el Trastorno por Juegos en Internet es el uso habitual y constante de videojuegos en internet, durante lapsos de varios horas, que provoca un deterioro importante en diversos ámbitos de la vida, como el social y el laboral. 1 Aunque es un trastorno que se sigue investigando, los psiquiatras han establecido una lista de 9 síntomas, entre los que se incluyen: 1,2

  1. Pasar mucho tiempo pensando en el juego incluso cuando no se está jugando.
  2. Tener una sensación de inquietud, irritabilidad, enojo, ansiedad o tristeza cuando se pretende dejar de jugar o cuando no se puede jugar.
  3. Necesidad de jugar cada vez más tiempo o juegos más excitantes.
  4. Tener la sensación de que deberías jugar menos, pero eres incapaz para concretarlo.
  5. Pérdida de interés en otras actividades recreativas.
  6. Imposibilidad de dejar de jugar a pesar de que se tiene consciencia de las consecuencias negativas (como falta de sueño, repercusiones escolares, sociales o laborales, abandono de deberes importantes).
  7. Mentirle a familiares o amigos con respecto al tiempo que se juega.
  8. Jugar para eludir u olvidar problemas personales, o para aliviar sentimientos incómodos como culpa, ansiedad, desamparo o depresión.
  9. Arriesgar o perder aspectos trascendentes como relaciones personales, oportunidades laborales o académicas por causa del juego.

Si tienes al menos 5 de estos síntomas, durante un período de 12 meses, lamentamos decirte que podrías tener un Trastorno por Juegos en Internet. 1

Trastorno-por-videojuegos-en-internet

Hasta hace poco, aproximadamente 2013, los expertos empezaron a preocuparse por este problema adictivo, pero aún falta estudiarlo más profundamente para que se reconozca definitivamente como un padecimiento independiente. 1

Las evidencias ya han empezado a producirse y se han encontrado ciertas anomalías en el cerebro de quienes presentan el Trastorno por Juegos en Internet. Por ejemplo, un equipo de investigadores coreanos encontró que existe una menor densidad de la materia gris en algunas regiones del cerebro de personas que lo padecen, en comparación con jugadores que no tienen adicción y personas que no juegan en internet.4

Sin embargo, varios aspectos de este tema siguen levantando controversia. Uno de ellos, es el efecto que tiene el trastorno sobre la función cognitiva, pues se ha visto que los juegos en internet ejercitan diversas funciones cerebrales, a diferencia de las sustancias controladas, que sí ocasionan daños en la cognición.5

En estudios estructurales y de resonancia magnética funcional, se ha observado que los juegos por internet se asocian con:6

  • Cambios en las regiones del cerebro que son responsables de la atención y control, control de impulsos, función motriz, regulación emocional y coordinación sensorial-motora.
  • Menor densidad de la materia blanca en las regiones cerebrales involucradas en la toma de decisiones, inhibición de conductas y regulación emocional.
  • Alteraciones en el volumen del estriado ventral, que representa una parte importante de los mecanismos de recompensa del cerebro.
  • Liberación de dopamina en magnitud similar a la que causan las drogas, así como una reducción en la sensibilidad a los mecanismos de recompensa de la dopamina.

Estas evidencias apuntan a una similitud entre los mecanismos cerebrales del Trastorno por Juegos en Internet y el abuso de sustancias, lo que apoya la clasificación del primero como un problema de adicción.6

En un estudio realizado en Corea, con 3,041 usuarios de juegos en línea3 se encontró que el 13.8% de ellos estaba en riesgo de presentar el Trastorno por Juegos en Internet, en el grupo en riesgo es destacable mencionar que el 56.8% eran hombres y 43.2% mujeres; y la mayoría de ellos (41.8%) tenían entre 30 y 39 años, 38.2% tenían entre 20 y 29 años, y sólo el 20% eran mayores de 40 años.

El juego apenas comienza

Es necesario que se lleven a cabo investigaciones más profundas para evaluar la validez y confiabilidad de los criterios que existen actualmente para detectar el Trastorno por Juegos en Internet.3 Aunque hace falta que los especialistas brinden claridad con respecto a este problema, podemos esperar que ésta y otras adicciones conductuales empiecen a estudiarse más ampliamente. Como dice el investigador Xavier Carbonell, de la Universidad Ramón Llull, de Barcelona, es posible que:

La adicción a los videojuegos en línea podría confirmarse como un verdadero trastorno, a diferencia de otras tecnologías de la información y la comunicación.

¿Deseas consultar las fuentes de este artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: