8 mitos de la vacuna del VPH que debes superar.

En Ideas Pharma te compartimos las ideas más populares, que seguro has escuchado, sobre la vacuna del VPH y que de creerlas podrían poner en riesgo tu vida. 

El virus del papiloma humano (VPH), que se transmite por vía sexual, es el causante de infecciones que al complicarse pueden tener serias consecuencias, como el cáncer anogenital, orofaríngeo (tanto en hombres como mujeres),1 o incluso el cáncer cérvicouterino.2

vacuna del VPH

 

Aunque la infección causada por el VPH de alto riesgo es un factor necesario para el desarrollo de cáncer cervicouterino, se necesitan factores adicionales para que aumente la posibilidad de que aparezca el cáncer cérvicouterino.

 

 

 

Esta grave enfermedad, que en México es la 2ª causa de muerte por cáncer entre las mujeres, tiene una solución sumamente simple: la prevención.

  • La prueba conocida como Papanicolaou, puede detectar a tiempo el cambio en las células del cuello uterino que son precursoras del cáncer, y permite combatirlo en una etapa temprana.  
  • La vacuna protege contra ciertas cepas del VPH, y se recomienda su administración entre los 11 y 12 años o antes de que se inicie la vida sexual.

A pesar de que los métodos de prevención son sumamente, existen ciertos mitos sobre la vacuna que cada vez se hacen más populares e impiden su adecuada implementación. Por ejemplo:

1. “La vacuna del VPH las vuelve promiscuas”

Esto deriva del pensamiento de que, una vez que se está vacunada, la paciente tendrá una desinhibición sexual ya que “se siente protegida”; la verdad es que por el contrario, las mujeres que han sido vacunadas manifiestan la necesidad de continuar protegiéndose durante sus prácticas sexuales. 5-7

2. “La vacuna del VPH sólo es temporal”

Pese a las creencias, no existen pruebas de que la inmunidad obtenida después de la aplicación desaparezca antes de los diez años. 6 Sin embargo, cabe mencionar que la vacuna sólo protege contra ciertas cepas de VPH, por lo que será necesario tener prácticas sexuales protegidas.

3. “No necesito la vacuna del VPH con sólo usar preservativo estoy protegida”

Aunque el preservativo es, hasta el momento, el método anticonceptivo más seguro, es importante recordar que sólo reduce los riesgos de contraer VPH pero no lo evita al 100%.7

4. “La vacuna contra el VPH podría causarme cáncer o que me contagiara”

Es una creencia común el que las vacunas provocan la enfermedad contra la que protegen u otras enfermedades; pero no importa lo que escuches, las vacunas siempre son seguras, de no serlo no serían aprobadas. La vacuna contra el VPH se realizó con proteínas derivadas del virus, no con el virus en sí. 7

Podría interesarte: ¿Cómo se hacen las vacunas?

5. “Si tengo sólo una pareja sexual no necesito la vacuna del VPH”

Una sola pareja sexual es suficiente para contraer el VPH, 7 este virus puede aparecer incluso años después de que tuviste contacto con una persona infectada sin que lo supieras. Vacunarte puede ayudar a prevenir la aparición del VPH y a proteger a tus parejas futuras.

6.  “Si no tengo sexo no necesito la vacuna del VPH”

Precisamente por esto, la vacuna es más efectiva si se administra antes de que las personas inicien su vida sexual.7 Además, funciona mejor en edades más tempranas, ya que se ha observado que los jóvenes vacunados generan más anticuerpos que los adultos que reciben la vacuna.7

7.”La vacuna del VPH podría causarme infertilidad”

Por el contrario, la vacuna contra el VPH tiene un efecto protector contra la infertilidad, puesto que previene la aparición del cáncer cérvicouterino, el cual sí puede producir infertilidad.7

8. “Si me aplico la vacuna del VPH no necesitaré hacerme el Papanicolaou”

La vacuna sólo brinda protección contra algunos de los muchos tipos del VPH. Esto significa que sigue siendo necesario hacerse el Papanicolaou en forma periódica a pesar de estar vacunada, según las indicaciones del médico.7

Hasta el momento la prevención es la mejor solución para reducir los casos de VPH, que cada año ascienden a 528 mil en el mundo, mantente informada y no creas todo lo que escuchas sobre la vacuna, pues podrías poner en riesgo tu salud.

¿Deseas consultar las fuentes de este artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: