8 alimentos que debes evitar este verano. ¡Aléjalos de ti!

Este verano, podrías ser víctima de una intoxicación alimentaria, descubre los alimentos que es mejor borrar de tu dieta  durante época de calor.

En los días calurosos de verano varias bacterias podrían reproducirse fácilmente en tus alimentos, debido a que las situaciones climáticas son las ideales para que sobrevivan, además de que muchas veces las  medidas de higiene para la preparación, manipulación y almacenamiento de los alimentos son poco adecuadas. La suma de estos factores podría resultar en una intoxicación alimentaria que podría arruinar tus vacaciones. 1,2

Para evitar esta terrible (y penosa) situación te recomendamos evitar estos alimentos durante los meses de verano.1

  1. Lácteos no pasteurizados. Como leche bronca, queso de cabra y quesos blandos (fresco, blanco, panela, brie, camembert, quesos azules y feta) que no especifiquen haber sido elaborados con leche pasteurizada. La pasteurización es un proceso capaz de eliminar las bacterias presentes en la leche, cuando no se somete a este proceso es 150 veces más probable padecer una enfermedad.
  2. Carne, pescado y repostería que no esté refrigerada. Sobre todo si acostumbras comer en la calle, el típico sándwich o torta para el desayuno podría contener jamón, embutidos, fruta y productos lácteos que han estado a temperatura ambiente por horas. Recuerda que la refrigeración dificulta la proliferación de las bacterias presentes en los alimentos y retrasa la putrefacción.
  3. Alimentos a temperatura ambiente. Consumir jugos, cocteles de frutas o cualquier alimento exhibido al aire libre podría resultar en una intoxicación alimentaria. Lo ideal es mantener los alimentos a alta temperatura (60ºC como mínimo) o en refrigeración (máximo de 7ºC) antes de su consumo.
  4. Alimentos no cocinados a temperaturas adecuadas (mínimo 70ºC). Por ejemplo, cualquier tipo de carne que no esté bien cocida puede contener bacterias dañinas.
  5. Pescado crudo. Si acostumbras comer sushi o carpaccio asegúrate de que haya estado congelado antes de su utilización, de lo contrario será mejor evitarlo durante la época de calor.
  6. Sobras de comidas anteriores. Si has dejado comida de días anteriores, y olvidaste refrigerarla es mejor que evites consumirla. Lo recomendable es que todas esas sobras del día anterior sean refrigeradas y recalentadas debidamente antes de su consumo, para evitar la proliferación de bacterias.
  7. Platillos preparados en contacto con alimentos crudos o utensilios de cocina sucios. Una práctica común es utilizar el mismo cuchillo o tabla para picar para carne, vegetales y frutas a la vez; sin saber que esto podría contaminar los alimentos por igual.
  8. Agua sin potabilizar.

 

Además de evitar estos alimentos te recomendamos:

  • Evitar el uso de trapos de cocina, siendo más recomendable la utilización de servilletas de papel.1
  • Hacer limpieza en la cocina diariamente.1
  • No comer alimentos perecederos que estén en exposición a temperatura ambiente.1
  • No comer en restaurantes en los que no cuentan con baños limpios.

¡Ya lo sabes! Para salvarte de las infecciones gastrointestinales sigue estos consejos para disfrutar al máximo tus vacaciones de verano.

Si deseas consultar las referencias de este artículo, solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario.