Bristol-Myers Squibb, se une a la apuesta por biotecnología con la adquisición de IFM Therapeutics.

Los grandes laboratorios farmacéuticos han estado volteando hacia el desarrollo de biotecnologías, debido a las posibilidades que esta área ofrece, BMS no quiere quedarse atrás y apuesta por la innovación.

Siendo una de las últimas adquisiciones que se concretaron, en los primeros días de este mes, se anunció que Bristol-Myers Squibb adquirió la compañía IFM Therapeutics por $300 millones de dólares, a los que podrían sumarse pagos de 1,010 millones de dólares por cada uno de los programas de investigación que resulte exitoso.

IFM Therapeutics posee dos programas preclínicos que se enfocan en potenciar la acción del sistema inmunológico contra las células cancerosas. Se trata de un agonista de STING (estimulante de los genes de interferón) y un agonista del NLRP3.

Dicha adquisición expande el portafolio de agentes en desarrollo con el que cuenta Bristol Myers Squibb, que actualmente incluye 34 líneas de investigación, de las cuales 18 consisten en agentes oncológicos.

Según el doctor Gary D. Glick, CEO y cofundador de IFM Therapeutics,

“Con fundamento en su profunda experiencia y posición de liderazgo en las áreas de inmunología, oncología e inmuno-oncología, Bristol-Myers Squibb estaría en una condición única para acelerar estos programas y maximizar su potencial.”

Por su parte, el doctor Thomas Lynch, vicepresidente ejecutivo de BMS, declaró que:

“Dirigirnos a las vías de inmunidad innata representa una alternativa potencialmente diferenciada en la inmuno-oncología, diseñada para iniciar y aumentar las respuestas inmunes que podrían ayudar a las defensas naturales del organismo a reconocer y atacar a los tumores de mejor forma.”

Se espera que la transacción entre BMS e IFM concluya durante el tercer trimestre de este año. Una vez que esto suceda, los accionistas de IFM Therapeutics LLC retendrán a su personal e instalaciones, que seguirán operando bajo una nueva entidad y desarrollando los programas de investigación restantes (enfocados en la terapia de enfermedades inflamatorias y fibrosis).

Reciente aprobación de Nivolumab. 

La operación de compra de IFM Therapeutics no fue la única buena noticia para BMS al empezar el mes de agosto, pues el día primero se anunció que su medicamento Opdivo® (nivolumab) recibió la aprobación de la FDA para añadir una nueva indicación terapéutica, lo que expande su espectro de uso en los Estados Unidos de América. De esta forma, Opdivo® ahora podrá administrarse a pacientes adultos y pediátricos (con edad superior a 12 años) que tengan cáncer colorrectal metastásico con tumores MSI-H o dMMR que hayan progresado después de haber recibido tratamiento con una fluoropirimidina, oxaliplatino e irinotecan.