Besponsa® de Pfizer obtiene aprobación como terapia blanco contra LLA.

La FDA ha aprobado la comercialización de inotuzumab ozogamicina (Besponsa®) como una nueva opción para el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda (LLA) de precursores de células B refractaria o recurrente.

El mejor conocimiento de la biología de la LLA ha permitido idear quimioterapias de combinación que arrojan resultados exitosos en pacientes pediátricos y ha mejora los desenlaces en los adultos jóvenes.  A esto último ha contribuido una variedad de factores como los mejores cuidados adyuvantes, nuevos regímenes de quimioterapia, utilización de la enfermedad residual mínima como criterio de estratificación del riesgo y la integración del trasplante de célula hematopoyéticas alogénicas en casos de LLA de riesgo bajo. A pesar de que las tasas de respuesta global llegan a 90% con los tratamientos modernos, la supervivencia a largo plazo solamente se consigue en 35 a 50% de los pacientes. 6

Tal situación ha motivado al desarrollo e investigación de diversas terapias, y la FDA ya aprobó algunas de ellas para el tratamiento de la LLA de precursores de células B recurrente y refractaria, entre ellas la desarrollada por Pfizer.  Las nuevas tecnologías han permitido diseñar moléculas que se dirigen específicamente contra antígenos de la superficie celular o del medio intracelular de las células leucémicas, lo que ha mejorado los resultados de tratamiento y ha evitado dañar los tejidos y células sanas. Entre los agentes que se han formulado para atacar blancos de la superficie de las células de LLA, están el blinatumomab (dirigido contra CD19), rituximab (CD20), epratuzumab e inotuzumab ozogamicina (ambos se unen al CD22) y alemtuzumab (CD52).6

Estos anticuerpos monoclonales permiten dirigirse específicamente a las células cancerosas que son resistentes a las quimioterapias convencionales.6

Inotuzumab ozogamicina  (Besponsa®) es un medicamento anticanceroso es un conjugado anticuerpo-fármaco formado por un anticuerpo monoclonal anti-CD22 y un derivado de la calicheamicina de potente actividad citotóxica. 2-7

El conjugado de Besponsa® se une a los antígenos CD22 de las células blanco leucémicas, para después ser internalizado y degradado en los liposomas. Eso ocasiona la liberación de la calicheamicina en el interior de las células, la cual ejerce su efecto citotóxico al inducir la ruptura de las cadenas de ADN.3,4

Hay tres propiedades de inotuzumab ozogamicina que contribuyen a su eficacia:3

  1. No es necesaria la saturación del CD22, por lo que el agente es activo en células que expresen bajas cantidades del antígeno;
  2. La sensibilidad del ADN a la calicheamicina es suficientemente elevada como para permitir su actividad citotóxica en dosis bajas;
  3. El eflujo de la calicheamicina es bajo.

La seguridad y eficacia de Besponsa® se evaluó en un estudio clínico de fase 3, aleatorizado, que incluyó 326 pacientes con LLA de células B recurrente o refractario, en los que habían fallado uno o más tratamientos previos. Los pacientes se distribuyeron aleatoriamente en dos grupos de tratamiento, para administrarles inotuzumab ozogamicina o una quimioterapia estándar intensiva. Los puntos principales a evaluar fueron la remisión completa (que incluyó la remisión completa con recuperación hematológica incompleta) y la supervivencia total.1,7

Se incluyeron 218 pacientes (109 de cada grupo) en el análisis por intención de tratar para determinar la remisión completa, en el que se obtuvo una tasa significativamente superior en el grupo de Besponsa®, en comparación con el grupo de quimioterapia estándar (80.7% [IC 95%, 72.1 a 87.7], contra 29.4% [IC 95%, 21.0 a 38.8], P<0.001).7

Entre los pacientes con remisión completa, el grupo inotuzumab ozogamicina consiguió un porcentaje más elevado (78.4% vs. 28.1%, P<0.001) de pacientes que tuvieron valores inferiores al umbral de enfermedad residual mínima (0.01% de blastocitos medulares), una duración más prolongada de la remisión (mediana de 4.6 meses [IC 95%, 3.9 a 5.4] vs. 3.1 meses [IC 95%, 1.4 a 4.9]; cociente de riesgo (hazard ratio o HR), 0.55 [IC 95%, 0.31 a 0.96]; P = 0.03).®

En el análisis de supervivencia, en el que se incluyeron los 326 pacientes, la supervivencia libre de progresión fue significativamente superior en el grupo inotuzumab ozogamicina (mediana de 5.0 meses [IC 95%, 3.7 a 5.6] vs. 1.8 meses [IC 95%, 1.5 a 2.2]; HR, 0.45 [IC 97.5%, 0.34 a 0.61]; P<0.001); mientras que la mediana de supervivencia total fue de 7.7 meses (IC 95%, 6.0 a 9.2) vs. 6.7 meses (IC 95%, 4.9 a 8.3), con HR de 0.77 (IC 97.5%, 0.58 a 1.03) (P = 0.04).7

En cuanto a la seguridad, los eventos adversos no hematológicos de grado 3 o superior que ocurrieron con mayor frecuencia en el grupo de inotuzumab ozogamicina fueron de tipo hepático. La enfermedad hepática veno-oclusiva de cualquier grado se presentó en 15 pacientes (11%) del grupo inotuzumab ozogamicina y en 1 paciente del (1%) grupo con quimioterapia estándar.7

Podemos suponer que Besponsa® brindará mejores resultados en el tratamiento de pacientes que padecen esta rara malignidad en los Estados Unidos. En Europa, este producto consiguió el visto bueno de la Comisión Europea para su uso como monoterapia en adultos con LLA de precursores de células B, Ph-, recurrente o refractaria, así como en casos de LLA Ph+ que no han respondido al tratamiento previo con al menos un inhibidor de la tirosina-cinasa.8

Si deseas consultar las fuentes de este artículo, solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: