Los 9 dolores más comunes de un Godín

Las largas horas de trabajo pueden estar causando malestares en tu cuerpo, en Ideas Pharma te presentamos los más comunes que puedes sufrir si tú eres un “Godín”.

1. Irritación Ocular – O mejor conocido como “se me cansó la vista”.1

El uso constante de la computadora en el trabajo, provocan algo llamado síndrome de visión por el computador, donde hay visión borrosa, ardor, lagrimeo, comezón, ojo rojo e irritación ocular.

Aproximadamente el 75% de los empleos requieren usar computadoras para realizar sus labores, y a la larga el 90% de ellos presentarán síntomas. Esto debido a que pasar más de 4 horas diarias frente al computador es un riesgo importante para la salud.

Para evitarlo o si ya lo has padecido, la solución es mantener lubricados tus ojos, hay varias gotas para los ojos, acude a tu médico para que te recomiende las más apropiadas para ti.

También te ayudaría usar lentes, sobre todo si pasas más de dos horas al día frente a la computadora, estos tienen que ser progresivos ocupacionales, especiales para cada tipo de ojo, y al usarlos podrás evitar que los síntomas regresen. Como consejo extra te recomendamos ajustar tu lugar de trabajo para que la luz no te de directo sobre la pantalla, ya que esto podría ocasionarte más fatiga ocular, evita luces brillantes, como la luz de ventanas cercanas y lámpara fluorescentes.

2. Dolor de cabeza – El “por favor no me grites”

El nombre correcto es cefalea tensional, un dolor principalmente alrededor de las sienes, que se siente como si una banda te apretara la cabeza. Este padecimiento es ocasionado por el estrés que contrae los músculos del cuello o el cuero cabelludo.

Además del estrés, el exceso de cafeína y el cigarro son detonantes, así que, si piensas que estos factores te ayudan a mantenerte despierto o te pueden quitar el estrés, estás equivocado, la realidad es que podrías estar empeorando tu dolor de cabeza.

El tratamiento es eliminar lo que te cause el estrés y tomar medicamentos que te ayuden con el dolor, recuerda visitar a tú médico para ver cuales recomienda, y no abusar de ellos porque algunos en exceso pueden ocasionar úlceras o daño renal.

3.Bursitis y Tendinitis – O el típico dolor de muñeca y brazos. 2

Estos padecimientos causan inflamación alrededor de los músculos y huesos, especialmente en los codos y muñecas. Las bursas son unos sacos llenos de líquido cuya función es amortiguar el impacto del contacto entre el hueso y otras partes del cuerpo (como músculo, tendones y piel). Debido al contacto intenso y las posiciones que se mantienen durante las largas horas de jornada laboral esta inflamación puede aparecer en el codo o en la muñeca, causando dolor cuando hay apretones de mano o al usar herramientas como el mouse o el teclado.

A diferencia de otros padecimientos, estos necesitan revisarse con radiografías o resonancia magnética, para asegurarse de que la inflamación existe, y el tratamiento incluye, además de medicamentos, el reposo, la inmovilización, la elevación del área afectada y fisioterapia para que el movimiento normal regrese.

4. Dolor de columna – O la razón por la que ya no aguantas tu silla. 4

Contrario a lo que crees, el dolor que aparece en tu columna no necesariamente se debe a la mala condición de tu silla, ni por pasar mucho tiempo sentado si no que es una consecuencia de la mala posición que tienes estando sentado.

La posición correcta es con los brazos y antebrazos a 90 grados, muñecas y antebrazos en posición recta y con los codos pegados al cuerpo; se recomienda que el teclado tenga apoyo para los brazos o de preferencia puedas reposarlos en la silla. También se debe contar con un respaldo alto que cubra toda tu espalda y usar un rodapié para descansar las piernas.

Si sueles pasar mucho tiempo sentado te recomendamos levantarte cada 2 horas y caminar, así tu cuerpo descansará. Si no mantienes estos cuidados el dolor muscular aparecerá, normalmente en el cuello, los hombros o la región lumbar. Ten cuidado, pues el dolor de espalda es la segunda causa de ausentismo laboral y causa más de 200 millones de días laborales perdidos al año.

5. Burnout – O el por qué no quieres estar cerca de nadie. 5

El síndrome de Burnout ha llamado la atención por ser considerado como un riesgo laboral, principalmente en las personas que tienen un trabajo con contacto directo con personas (o el área humanística).

El término al inicio se utilizaba para describir a los voluntarios en un centro de adictos, que después de un año presentaban una pérdida progresiva de energía, síntomas de ansiedad y depresión, desmotivación en el trabajo y agresividad con los pacientes. Las personas que lo padecían generalmente pasaban por etapas de negación, aislamiento, ansiedad, miedo, depresión, ira, furia, adicciones, cambios en la personalidad, culpabilidad, cargas excesivas de trabajo, comportamiento riesgoso, disminución de la higiene y pérdida de la memora y desorganización.

Las consecuencias de este problema son un mayor riesgo de presentar enfermedades psiquiátricas, más facilidad para caer en adicciones, ausentismo laboral, dificultades para trabajar en grupo, alta movilidad laboral, disminución del rendimiento laboral, mayor posibilidad de errores y alteraciones de la memoria e inclusive trastornos de índole sexual.

Por eso la prevención es clave, teniendo expectativas realistas, un mayor equilibrio en la vida familiar, amigos, pasatiempos, descanso y trabajo, una buena atmosfera en equipo, minimizar la burocracia y comunicación con espacios comunes.

6.Fatiga crónica – O el por qué los lunes te pesan tanto 6

Aunque puede sonar similar al síndrome de Burnout, no lo es, ya que ésta aparece cuando el trabajo es excesivo y el reposo no es suficiente para lograr el descanso, por ello el cansancio se vuelve crónico, causando ansiedad, inclusive puede llevar a un infarto al corazón.

En estados avanzados hay malestar general, anorexia, alteraciones renales, trastornos del aparato circulatorio e insuficiencia cardíaca.

La fatiga puede ser:

  1. Psíquica: no es reversible y se liga con trastornos mentales, resulta de hacer tareas repetitivas y monótonas, de la coerción de jerarquías autoritarias e inadecuada retribución por el trabajo.
  2. Fatiga física: puede ser localizada, afectando solo los músculos o los ojos.
  3. Fatiga nerviosa: aparecen trastornos del humor y del carácter, incluyendo trastornos del sueño.

El músculo fatigado responde menos a los impulsos nerviosos, tienen menos flujo sanguíneo. Lo mejor para combatir este trastorno es la prevención, tomando descansos, permitiendo la autonomía al trabajador para elegir su método de trabajo y su ritmo. Beneficiar y reconocer el trabajo de la persona y mejorar las posibilidades de comunicación entre las relaciones jerárquicas.

7. Problemas digestivos – La razón por la que todo te cae mal aunque sea de tu tupper 7

El hecho de que no siempre comas a  la misma hora y comas alimentos poco adecuados, crea un problema en nuestro sistema por lo que puede aparecer dolor abdominal, estreñimiento, diarrea e inflamación, esto debido a que el cuerpo tiene un reloj constante y cuando los horarios para comer o ir al baño se cambian se tiene que reajustar para poder realizar sus funciones.

Además, la falta de movimiento, o sea permanecer sentado por largos periodos de tiempo pueden casusar:

  1. Disminución del flujo sanguíneo: El movimiento aumenta el flujo sanguíneo, facilitando la digestión, estar sentado por mucho tiempo causa que la comida permanezca en el intestino por largos periodos de tiempo causando, mareos, náuseas y cansancio.
  2. Colelitiasis (piedras en la vesícula): la vesícula almacena la bilis, esencial para la absorción de las grasas en el intestino delgado, la falta de actividad hace que las contracciones de la vesícula sean menores, acumulándose y pudiendo formar cálculos. Cuando se quita la vesícula la bilis drena directamente en el intestino, y puede ocasionar diarrea crónica.

Lo mejor es establecerte horarios fijos para comer, levantarte e ir al baño, así facilitarás que tu cuerpo cree una rutina y pueda realizar sus funciones adecuadamente.

8. Dificultades auditivas – O la razón por la que no escuchas, aunque no traigas audífonos. 8

La pérdida de la audición puede deberse a dos factores:

a) Estar expuestos a sonidos que afectan la audición, como tráfico y máquinas. De hecho esta situación ocasiona un gasto de 242 millones de dólares anuales en compensación en E.U.

b) La constante exposición a sonidos mediante audífonos, la mayoría de los trabajadores necesitan de un set de música para poder trabajar frente a sus computadora y aislar lo máximo posible los sonidos del ambiente laboral, sin embargo, está practica está ocasionando la pérdida de audición, se estima que el 21.1% de los trabajadores tendrá algún problema, entre ellos, infección en los oídos o la formación de un tapón de cerumen.

9. Depresión – O el típico “nadie me toma en cuenta” 9

Pasar más de 30 horas a la semana (durante por lo menos 10 años) es un factor muy importante en el aumento de los síntomas depresivos y obsesivos. Aunque no empieza de forma inmediata, el estrés puede causar irritabilidad, interrupción en el sueño, cambios cognitivos y disminución en la concentración.

Estos síntomas ocasionan que el estrés aumente con el paso de los días, semanas y años, por lo que muchas veces no se puede completar el trabajo de forma óptima, lo mejor es que en cuanto comiencen a aparecer los síntomas se busque un tratamiento que permita canalizar el sentimiento de forma efectiva (como yoga, ejercicio o cualquier forma de expresión).

Si esto no es suficiente, será necesario ir con un psicólogo para iniciar terapia y terminar con ese sentimiento. En casos muy graves se tendrá que acudir con un psiquiatra.

los 9 dolores más comunes de todo Godín
En la escala de Godin, ¿Cómo te sientes hoy?

Ahora que ya conoces los 9 dolores más comunes de un Godín, es momento de estar atento a ellos, identificar si tú o algún conocido los padece y buscar cuanto antes ayuda de un profesional de la salud.