AstraZeneca sufre un revés financiero.

A finales de julio, las acciones de AstraZeneca sufrieron la mayor caída en toda su historia, debido a los resultados desfavorables que se obtuvieron en la investigación de durvalumab + tremelimumab. 1

Las acciones bursátiles del laboratorio AstraZeneca en la bolsa de Londres se desplomaron en 15.4%, lo que representa una pérdida especulativa de £10,000 millones de libras esterlinas (equivalente a más de $233 mil millones de pesos mexicanos). A causa del anuncio de los resultados desfavorables que se obtuvieron en el estudio MYSTIC, en el que se está investigando la eficacia de la terapia con durvalumab (Imfinzi®) en monoterapia y en combinación con tremelimumab, en comparación con la quimioterapia estándar, en pacientes con cáncer de células pulmonares no pequeñas metastásico que no habían recibido tratamiento previamente. 2

La sobrevida libre de progreso con la combinación de durvalumab + tremelimumab no mostró mejoría al compararla con la obtenida en el grupo tratado con quimioterapia. Además, la monoterapia con durvalumab no llegó al umbral predeterminado de sobrevida libre de progreso.2

Estos resultados llevaron al Vicepresidente Ejecutivo de Astra Zeneca, Sean Bohen, a declarar que:

“Mientras los resultados del estudio MYSTIC… son decepcionantes, el estudio está diseñado para valorar la sobrevida total y estamos esperando la evaluación de los resultados en esta variable, tanto para la monoterapia como para la combinación.”

De esta forma, AstraZeneca continuará esperando la obtención de datos finales que sean más esperanzadores, los cuales deberán llegar durante el primer semestre de 2018. 2

Independientemente de este tropezón, durvalumab (Imfinzi) ya tiene la aprobación por parte de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), de los EEUU, para su uso en pacientes con carcinoma urotelial localmente avanzado o metastásico, que han sido tratados previamente. 2

Algunos analistas reportaron que el traspié financiero de AstraZeneca también se debió, en cierta parte, a la inminente pérdida de la patente de rosuvastatina (Crestor) y quetiapina (Seroquel) en los Estados Unidos. 3,4

Lejos del colapso

No obstante a esas malas noticias, AstraZeneca sigue siendo un competidor importante dentro del sector farmacéutico. Días después del día negro que se vivió en el mercado financiero, Astra anunció buenas nuevas en su portal de internet. Esto se debió a que la FDA le otorgó la Designación de Terapia Innovadora y la categoría de Revisión Prioritaria a acalabrutinib, un inhibidor de la tirosina cinasa Bruton, que es altamente selectivo. 5,6

Tal hecho se sustentó en los resultados del estudio clínico de fase II ACE-LY-004, realizado en pacientes con linfoma del manto recurrente o refractario. 5,6

Bohen declaró a este respecto que: “Se requieren urgentemente nuevos tratamientos para las personas que padecen linfoma del manto que han tenido recaída o que no responden a las terapias usadas actualmente. La Designación de Terapia Innovadora para acalabrutinib nos ayudará a llevar este nuevo medicamento potencial a los pacientes apropiados lo más pronto posible.” 5,

El estudio PACIFIC le da un aliento a AstraZeneca

Además, los resultados de MYSTIC podrán haber espantado a los inversionistas, pero eso no termina con las aspiraciones y expectativas que produce durvalumab. El último día de julio, la FDA le otorgó a este anticuerpo monoclonal la Designación de Terapia Innovadora para el tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas localmente avanzado e inoperable, después de que ha fallado la terapia con platino y radiación. Fue otro estudio de fase III, titulado PACIFIC, el que brindó la evidencia suficiente como para que la FDA tomara ese paso.7

En PACIFIC, un experimento aleatorizado, doble ciego, multicéntrico y comparado con placebo, durvalumab se está usando como tratamiento secuencial en pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas en etapa III en los que no se había tenido progreso tras administrar quimioterapia concurrente con radioterapia. Los resultados parciales han sido positivos.7,8

AstraZeneca consiguió así una cuarta Designación de Terapia Innovadora por parte de la FDA en los últimos tres años para agentes oncológicos, siendo la segunda ocasión para durvalumab.7

Lynparza da otra buena noticia

Días después, el 17 de agosto, AstraZeneca y Merck & Co. anunciaron que olaparib (Lynparza) había recibido aprobación de la FDA para una nueva formulación y la adición de una nueva indicación, como terapia de mantenimiento del cáncer recurrente del epitelio ovárico, trompas de falopio o peritoneal primario, que ha respondido a la quimioterapia con platino, indistintamente de la presencia de anomalías de los genes BRCA.9

Esto se añade a la aprobación previa para pacientes con cáncer ovárico avanzado con mutación de BRCA, que han recibido tratamiento con tres o más líneas de quimioterapia. 9

Por este motivo, el vicepresidente Bohen declaró: “Los médicos han tenido la experiencia clínica con Lynparza durante casi tres años que lleva en el mercado, y ahora nos complacemos en ofrecerles este importante medicamento, en una nueva formulación, para un grupo más amplio de mujeres.” 9

En diciembre de 2014, Lynparza se convirtió en el primer inhibidor de la poli(ADP)-ribosa polimerasa (PARP). 9 Las enzimas PARP participan normalmente en la reparación del ADN dañado, y su bloqueo dificulta la reparación del ADN mutado de las células cancerosas con un gen BRCA mutado, llevándolas a su destrucción.10

Si deseas consultar las referencias de este artículo, solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario.