Más casos de cáncer de piel y enfermedades resurgentes en México: Dra. Ana Lilia Ruelas.

La reconocida dermatóloga Ana Lilia Ruelas, nos habló sobre la creciente preocupación entre los dermatólogos por el aumento de cáncer de piel y la aparición de enfermedades que se creían controladas o erradicadas.

 

Para la doctora Ana Lilia Ruedas,experta en cáncer de piel y certificada por el Consejo Mexicano de Dermatología existen dos problemas que resultan verdaderos retos para la dermatología en México: el cáncer de piel y las enfermedades resurgentes.

Esto debido a que las neoplasias malignas están entre las 10 principales causas de consulta dermatológica en México. De acuerdo a la dermatóloga, miembro de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), el cáncer de piel más frecuente es el carcinoma basocelular, seguido del carcinoma epidermoide, los cuales aparecen por causa de un daño solar crónico. El riesgo de que estas patologías aparezcan aumenta con la edad, por lo que se detectan principalmente en personas mayores de 50 años y surgen en zonas expuestas al sol, como la cara y los brazos.

Afortunadamente, estas enfermedades tienden a permanecer confinados en la piel y raras veces se entienden a otros órganos, de forma que casi no producen metástasis. Lo que favorece que haya una alta probabilidad de curación cuando se atienden de forma temprana.

Según datos de la Secretaría de Salud, cada año se registran 13 mil casos nuevos de cáncer de piel. En el año 2004, fue la tercera malignidad más común. 1 La dermatóloga afirma que aunque el melanoma es menos frecuente, es más agresivo que sus contrapartes.

“Este trastorno tiene la capacidad de generar metástasis y puede poner en riesgo la vida del paciente. La diferencia es considerable, pues el melanoma es causante de 70% de las muertes por cáncer de piel.”

La doctora Ana Lilia Ruelas afirma que el cáncer de piel es uno de los principales retos de la dermatología en nuestro país, debido a que su frecuencia ha ido en aumento en el mundo y en México; por lo que podemos anticipar que tendrá un impacto creciente en los próximos años, como un problema de salud pública.

“Esto se debe a varios factores, entre los cuales está que nuestra cultura presta poca atención a la protección solar.”

No obstante, la Fundación Mexicana para la Dermatología ha hecho varias campañas para educar a la población sobre la detección temprana del cáncer, tanto en la Ciudad de México como en otras ciudades grandes. La también profesora de la Facultad de Medicina de la UNAM, dijo que la detección oportuna del cáncer de piel es vital para poder tener un mejor pronóstico.

“Sobre todo en el caso del melanoma, es fundamental que se diagnostique en etapas tempranas, cuando todavía está limitado a la piel. De esta forma, es más factible que se alcance una curación y se evite la invasión de otros órganos.”

Enfermedades reemergentes

Otro problema importante son las enfermedades que están emergiendo nuevamente y que pensábamos que estaban controladas o erradicadas. Entre esos padecimientos está la pediculosis, la escabiosis y la lepra, según nos comentó la doctora Ruelas.

En cuanto a la pediculosis, se registran brotes epidémicos cada 10 a 15 años. Desde 2007, estamos en un período de mayor incidencia.

La escabiosis o sarna es otro problema resurgente, que se creía relacionado con un estrato socioeconómicos bajo, condiciones de hacinamiento y mala higiene. Sin embargo, ahora se sabe que también hay casos que afectan a personas con hábitos de higiene adecuados, la “sarna de los limpios”. No ha alcanzado proporciones de epidemia, pero sí se ha registrado un aumento de los casos.

Con respecto a la lepra, que es una infección causada por una micobacteria, se planteó que estaba erradicada en nuestro país. No obstante, eso es equivocado, pues siempre han existido casos en México, aunque su frecuencia es baja.

“Siguen apareciendo pacientes con lepra. La forma clínica más frecuente se manifiesta con manchas hipopigmentadas, alopécicas, que no sudan, las cuales pueden pasar inadvertidas. Esto es más frecuente en estados como Sinaloa, Nuevo León, Sonora, Guanajuato y Estado de México.”

La tuberculosis es otra enfermedad resurgente, que también puede afectar la piel. Esto solamente ocurre en 2% de los tuberculosos, aunque antes pasaba indetectado.

Hay otras enfermedades infecciosas cuya presencia ha aumentado y que se relacionan con inmunodeficiencias, como en el caso de personas infectadas por VIH o aquellas que están recibiendo tratamiento anticanceroso con terapias blanco. Algunos ejemplos de las enfermedades que surgen en estas situaciones son ciertas micosis, sarcoma de Kaposi e infecciones bacterianas diversas.

La doctora Ana Lilia Ruelas afirma que estos trastornos no implican un problema de salud pública:

“Pero sí es un problema que debe tomarse en cuenta y que debemos aprender a reconocer, sobre todo los médicos de nuevas generaciones, que no habíamos tenido contacto con esas enfermedades o no las habíamos encontrado con esta frecuencia.”

¿Qué podemos esperar?

A pesar de estas situaciones, México es líder en desarrollo dermatológico en comparación con América Latina. También se ha convertido en uno de los mejores países en cuanto a atención de diversas condiciones dermatológicas, manifestaciones en la piel de enfermedades internas y cáncer cutáneo.

“Además, se podría decir que México está muy actualizado en cuanto a formación de dermatólogos e investigación.”

México cuenta con suficientes dermatólogos para atender a la población en las ciudades, pero existe un problema de centralización que ocasiona una carencia de dermatólogos (y de otros especialistas) en las poblaciones pequeñas y rurales, donde los problemas de dermatitis solares e infecciosas son muy importantes.