BMS lanza Opdivo®, primer tratamiento en extender la supervivencia de pacientes con melanoma.

Bristol-Myers Squibb lanzó Opdivo®, un tratamiento combinado de nivolumab + ipilimumab, que ha demostrado buenos resultados en cuanto a la supervivencia total de los pacientes con melanoma avanzado; de acuerdo a lo reportado en el estudio  publicado en  New England Journal of Medicine.1

En los últimos seis años, se ha tenido un progreso importante en el manejo del melanoma avanzado. La primer terapia sistémica que mostró mejoría en la supervivencia total en pacientes con melanoma avanzado, fue ipilimumab. Este anticuerpo monoclonal humano, dirigido contra el antígeno 4 asociado a linfocitos T citotóxicos (CTLA-4), consiguió una tasa de supervivencia a tres años de 26% en pacientes con melanoma avanzado que no habían recibido tratamiento previamente. Asimismo, la supervivencia hasta por 10 años alcanzó una tasa aproximada de 20%.1

Por otra parte, nivolumab es un anticuerpo que bloquea al receptor PD-1 (siglas de programmed death-1) y que ha demostrado resultados superiores en supervivencia total, sobrevida libre de progreso y tasa de respuesta objetiva, en comparación con ipilimumab. Además, posee un mejor perfil de seguridad.1

Recomendaciones del tratamiento

El Instituto Nacional del Cáncer, de Estados Unidos, establece las siguientes opciones estandarizadas para el manejo de las diferentes etapas del melanoma:2

  • Etapa 0: Escisión.
  • Etapa I: Escisión, con o sin manejo de linfonodos.
  • Etapa II: Escisión, con o sin manejo de linfonodos.
  • Etapa III extirpable: Escisión, con o sin manejo de linfonodos; terapia adyuvante e inmunoterapia.
  • Etapa III no extirpable, etapa IV y melanoma recurrente: Terapia intralesional, inmunoterapia, inhibidores de la señalización de transducción, quimioterapia, tratamiento paliativo local.

Nivolumab vs ipilimumab

Un estudio comparativo aleatorizado, doble ciego, de fase 3, que incluyó pacientes con melanoma de etapas IIIB, IIIC o IV que fueron sometidos a resección, se compararon los tratamientos con nivolumab e ipilimumab.3

Se observó que, durante un lapso de 18 meses, la tasa de sobrevida libre de recurrencia por 12 meses fue de 70.5% (IC 95%, 66.1 a 74.5) en el grupo de nivolumab, mientras que entre los pacientes tratados con ipilimumab fue de 60.8% (IC 95%, 56.0 a 65.2) (HR para recurrencia o muerte, 0.65; IC 97.56%, 0.51 a 0.83; P<0.001).3

Con respecto a los eventos adversos, los de grado 3 o 4 se reportaron en 14.4% de los pacientes del grupo nivolumab y 45.9% en el grupo ipilimumab. La descontinuación por eventos adversos ocurrió en 9.7% y 42.6% de los pacientes, respectivamente.3

Tales resultados demostraron que la terapia adyuvante con nivolumab brinda una sobrevida libre de progreso significativamente más alta que ipilimumab, con una tasa menor de eventos adversos de grado 3 o 4, en pacientes con melanoma de etapas IIIB, IIIC o IV que se someten a resección del tumor.3

Nivolumab + ipilimumab

¿Qué pasa cuando estos dos anticuerpos monoclonales se utilizan juntos para tratar el melanoma? El uso combinado de nivolumab e ipilimumab ha mostrado eficacia en casos avanzados, consiguiendo una mayor sobrevida libre de progreso y una tasa de respuesta objetiva más alta cuando se compara con ipilimumab.1

En este mes, se publicaron los resultados de un estudio doble ciego, de fase 3, aleatorizado, en el que los pacientes fueron tratados con uno de tres regímenes:1

  • Nivolumab (1 mg/kg cada 3 semanas) + ipilimumab (3 mg/kg, las primeras 4 dosis administradas cada 3 semanas), seguido por nivolumab (3 mg/kg cada 2 semanas).
  • Nivolumab (3 mg/kg cada dos semanas (más placebo).
  • Ipilimumab (3 mg/kg cada 3 semanas en cuatro dosis (más placebo).

Los tratamientos se administraron hasta que existiera progreso de la enfermedad, que aparecieran efectos tóxicos inaceptables o que el paciente decidiera interrumpir la terapia.1

Los resultados obtenidos demostraron que la terapia de combinación redujo de forma significativa la supervivencia total de los pacientes con melanoma avanzado, al igual que nivolumab solo, en comparación con el uso de ipilimumab.1

En marzo de 2011, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), aprobó el uso de ipilimumab (comercializado por Bristol-Myers Squibb con el nombre de Yervoy) en Estados Unidos, para tratar el melanoma metastásico.4 Posteriormente, en diciembre de 2014, nivolumab (Opdivo, BMS) obtendría el visto bueno por parte de dicho organismo gubernamental para tratar el melanoma de etapas avanzadas. Más tarde, en enero de 2016, la combinación de ambos agentes consiguió la autorización para su utilización en melanoma inextirpable o metastásico positivo a BRAF V600.5

Nivolumab también ha obtenido la aprobación de la FDA para el tratamiento del cáncer pulmonar, del carcinoma metastásico de células renales, linfoma de Hodgkin, carcinoma urotelial y cáncer colorrectal.5

Si deseas consultar las referencias de este artículo, solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: