FUCAM, un esfuerzo social contra el cáncer de mama.

FOTO DE ARCHIVO FUCAM

El instituto de Enfermedades de la Mama, ahora FUCAM ha hecho una gran labor en la lucha contra el cáncer de mama en nuestro país, sólo en 2016, la organización civil detectó 1000 casos nuevos de cáncer de mama. 96% de los que se detectaron a tiempo fueron curables.

Esta asociación se fundó como un esfuerzo del sector privado para combatir la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres de nuestro país.  Y actualmente es la responsable de atender el 7% de los casos que se detectan en México; cifra que aunque para la asociación aún es pequeña representa un gran cambio en el panorama del cáncer de mama en México.

Su labor no sólo consiste en brindar detección oportuna, sino también tratamiento médico, apoyo psicológico, fisioterapia y reconstrucción mamaria a las pacientes sobrevivientes; principalmente a los sectores vulnerables de la población que no cuentan con acceso a los servicios de salud y no pueden financiar su tratamiento completo.

FUCAM atiende, en promedio a 300 personas al día

Razón por la cual, la asociación ha tomado medidas para llevar los servicios de detección oportuna a las comunidades que más lo necesitan, como por ejemplo, la reciente apertura de su centro en Oaxaca y el próximo en Morelos, además de las campañas de concienciación y de mastografías.

FUCAM se encarga de realizar campañas de detección oportuna que atienden a mujeres mayores de 40 años, con la finalidad de detectar nuevos casos entre la población para que reciban tratamiento oportuno. Estas campañas permiten abarcar una mayor población, cifra que se expresa directamente en la reducción de la mortalidad entre los pacientes.

Los pacientes que llegan a FUCAM, desde mujeres de 15 años hasta mayores de 60 (e incluso también hombres), encuentran en la asociación la ayuda que necesitan no sólo en cuanto a tratamiento se refiere sino también el apoyo necesario para sobrellevar la difícil etapa que atraviesan ellos y sus familias.

La coordinadora de comunicación del FUCAM, Vanessa Marín nos comentó que la meta de esta asociación es “convertirse en la fundación líder en el tratamiento de cáncer de mama, no sólo del país, sino de latinoamérica y por qué no, también en el ámbito internacional; para así poder impactar significativamente en el índice de mortalidad por cáncer de mama”.

Sin duda el modelo de FUCAM debe replicarse por los distintos sistemas de salud en nuestro país, pues de acuerdo a su Coordinadora de Comunicación:

“Los servicios de salud, lamentablemente son muy lentos, tristemente las personas se realizan una mastografía y tres meses después obtienen los resultados; para nosotros es necesario replicar el modelo de FUCAM para de esta manera potencializar la atención que recibe la mujer mexicana en todos los estados”.

Por ahora, el FUCAM no ha terminado su lucha contra el cáncer de mama, busca expandirse un poco más, para así poder llegar a todas las mujeres que lo necesiten, y en un futuro tener un centro FUCAM en cada estado de la República. Esperamos que pronto logren su meta.