Nuevos hallazgos sobre las células linfoides innatas.

A pesar del considerable progreso que ha tenido nuestro conocimiento del cuerpo humano, todavía quedan muchos secretos por descubrir. Por ejemplo, si creíamos tener un mapa completo de la leucopoyesis, fue hasta hace poco que nos dimos cuenta de que estábamos equivocados.

Conociendo a las células linfoides innatas

Recientemente, se descubrió la existencia de la familia de las células linfoides innatas (CLI), que son parte del sistema de inmunidad innata y derivan de un precursor de la línea linfoide.1 Las funciones de las CLI incluyen su participación en procesos inflamatorios, formación de tejido linfoide, remodelación tisular, barrera inmunológica y curación de heridas.2,3

Tienen tres características fundamentales, que son las siguientes:4

  •             Carecen de receptores específicos (no tienen funciones de memoria).
  •             Están desprovistas de marcadores fenotípicos de células mieloides.
  •             Cuentan con una morfología linfoide.

Los tipos de CLI

Las investigaciones realizadas también han permitido descubrir que la población de células linfoides innatas no es homogénea, divergiendo en cuanto a los factores de transcripción que regulan su desarrollo, marcadores de superficie, funciones efectoras y citocinas que producen.1,2,5

Con base en esto, las CLI se clasifican en tres grupos, que son:1

  • Grupo 1:
    • Necesitan el factor de transcripción T-box (T-bet) para su desarrollo.1,5
    • Responden a citocinas inflamatorias como la interleucina (IL) 15 e IL-12.1
    • Al activarse, producen interferón gamma (IFN-γ) y factor de necrosis tumoral (TNF, por sus sigla en inglés), como las células Th1.1,5
    • Participan en la respuesta inmune contra bacterias intracelulares y parásitos.1
  • Grupo 2:
    • Como ocurre con las células Th2, las CLI2 producen IL-5 e IL-13.5
    • Su función principal es promover la inflamación tipo 2 (importante en cuadros de alergia, infección por helmintos y reparación de tejidos.1
    • Se encuentran en diversos sitios como pulmones, tejido adiposo, intestino, hígado y piel.1
  • Grupo 3:
    • Se encuentran principalmente en mucosas, pero también tienen presencia en el bazo, pulmones e hígado.1
    • Se asemejan a las células Th17 porque producen IL-17 e IL-22.1,5 Esta última produce una rápida producción de péptidos antimicrobianos y beta-defensinas, además de que es crucial para prevenir la diseminación de bacteria comensales.1
    • Se desarrollan por acción del receptor huérfano relacionado con retinoide gamma-t (ROR-γt).5
    • Se dividen en dos categorías:5
      • Células inductoras de tejido linfoide (LTi, por sus siglas en inglés).
      • CLI3.

Relación entre células NK y CLI

El descubrimiento de las células NK, hace más de cuatro décadas, reveló el primer tipo de células linfoides que formaban parte de la inmunidad innata y que podían ser estimuladas por las citocinas liberadas por las células presentadoras de antígeno. Eso posicionó a las células NK como el prototipo de la familia de las CLI.1 De hecho, se les ha clasificado dentro del grupo 1 de las CLI.1-3

Las células NK se diferencian de las CLI en cuanto a que poseen actividad citotóxica, son capaces de desencadenar respuestas inmunes contra agentes virales y células tumorales, además de que proceden de una línea celular distinta.1

¿Deseas consultar las referencias de ese artículo? Solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: