Realidad virtual, la futurista herramienta de Novartis.

En sus etapas iniciales, el desarrollo de nuevos fármacos implica la planeación estructural de las moléculas, pues es importante asegurar que tendrán una interacción adecuada con las proteínas blanco.

A mediados del siglo pasado, los científicos necesitaban construir modelos moleculares físicos para visualizar estas interacciones. Años después, la era de la computación permitió sustituir los modelos físicos por imágenes bidimensionales que se veían en la pantalla.

Sin embargo, la llegada de la realidad virtual ha permitido recuperar la ventaja de estudiar una estructura tridimensional, lo que facilita la labor de los químicos y biólogos en esas primeras fases del desarrollo farmacológico.

Novartis es el laboratorio que está impulsando esta aplicación de la tecnología moderna, lo que no ha sido una tarea fácil.

El cerebro detrás de la idea es Viktor Hornak, investigador adscrito al departamento de Descubrimientos Químicos Globales, perteneciente a los Institutos Novartis para la Investigación Biomédica (NIBR, por sus siglas en inglés). En 2016, cuando los primeros visores de realidad virtual fueron lanzados al mercado por las empresas desarrolladoras de videojuegos, Hornak tuvo la idea de adaptar esa tecnología a la industria farmacéutica.

Sobre este proyecto, que está en etapas incipientes, queda mucho camino por recorrer. Las compañías que elaboran los programas de visualización molecular bidimensional tienen que entrar de lleno a la producción de herramientas aplicables a la tecnología de la realidad virtual. No dudamos que esto ocurra muy pronto, y que con eso se sigan obteniendo progresos fabulosos en el sector farmacéutico.

José Duca, Director Ejecutivo del grupo de Descubrimientos Farmacológicos Apoyados en Computadoras, otra sección de Descubrimientos Químicos Globales, declaró que:

“Quedé impresionado la primera vez que tuve la oportunidad de adentrarme en una proteína y caminar a su alrededor… La realidad virtual nos permite contemplar estas moléculas de maneras que nunca antes habíamos visto. Todavía hay mucho por hacer, pero la tecnología tiene el potencial de brindarnos conocimientos que acelerarán el proceso de descubrimiento de fármacos.”

Viktor Hornak y sus compañeros de equipo elaboraron un prototipo casero de realidad virtual para realizar el análisis molecular de los medicamentos. Con esto, han podido demostrar el valor que tendría esta área de oportunidad para los desarrolladores de software bidimensional.

El propio Hornak ha dicho que:

“Preferimos ser líderes en este proceso y ayudar a construir el futuro, en lugar de esperar (que otros lo hagan).”