Estatinas favorecen la aparición de Diabetes en población de alto riesgo.

El tratamiento con estatinas se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar diabetes en poblaciones con propensión. Así lo demostraron los resultados de un estudio publicado en el BMJ Open Diabetes Research & Care, en octubre de 2017.

Una diversidad de estudios clínicos que habían investigado la prevención de enfermedades cardiovasculares mediante el uso de estatinas, ya habían encontrado una elevación del riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2 en pacientes con riesgo relativamente bajo de desarrollar dicha enfermedad metabólica.

Ante la falta de datos con respecto al efecto de las estatinas en poblaciones con alto riesgo de diabetes, se decidió hacer un análisis que permitiera elucidar si existe una asociación entre el uso de estatinas y la aparición de diabetes, lo que se hizo mediante los datos del Programa de Prevención de Diabetes (DPP, por sus siglas en inglés), en el que se usó una cohorte de pacientes con sobrepeso y obesidad, cuyo riesgo de convertirse en diabéticos era elevado.

El fue un estudio clínico aleatorizado en el que se analizaron distintas intervenciones destinadas a evitar o retrasar la aparición de diabetes entre pacientes con riesgo elevado. La población de estudio incluyó 3,234 participantes de ambos sexos, reclutados en 27 clínicas de los Estados Unidos. Se excluyeron aquellos que habían tenido un infarto de miocardio en forma reciente, los que tenían síntomas de enfermedad coronaria, enfermedades de importancia, diagnóstico establecido de diabetes o que estaban bajo tratamiento con agentes hipoglicemiantes o que tienen efecto conocido sobre la tolerancia de la glucosa, así como aquellos cuyos niveles de triglicéridos eran ≥600 mg/dl.

Después de 10 años de seguimiento, se descubrió que la terapia hipolipemiante con estatinas estaba efectivamente relacionada con un mayor riesgo de diabetes en una población especialmente vulnerable, sin que el riesgo se alterara luego de hacer un ajuste por los factores de riesgo presentes a nivel basal y por los factores potenciales de confusión.

Hace falta estudiar más a fondo este fenómeno, pues hasta ahora se desconocen los mecanismos que contribuyen al efecto de las estatinas sobre el riesgo de diabetes. Solamente se cuenta con algunas evidencias que han encontrado cambios en la sensibilidad a la insulina durante el tratamiento con estatinas.

Si deseas consultar las referencias de este artículo, solicítalas a nuestro equipo de redacción llenando este formulario: