Pfizer y Arvinas, alianza en favor de la innovación.

El pasado 4 de enero, Arvinas hizo público su acuerdo con el laboratorio farmacéutico Pfizer para colaborar en la investigación y desarrollo de nuevos fármacos que serán procesados mediante la plataforma PROTAC (siglas de PROteolysis TArgeting Chimeras), una tecnología novedosa que es propiedad de Arvinas y que sirve para desarrollar terapias de moléculas pequeñas.

Por efecto de este acuerdo multianual, Arvinas y Pfizer sumarán esfuerzos para descubrir e investigar las potenciales moléculas candidatas que se obtengan con la tecnología PROTAC para diversas áreas terapéuticas.

Arvinas estará a cargo de conducir los trabajos de desarrollo de los fármacos, mientras que Pfizer realizará la investigación clínica y comercialización. Los términos pactados establecen el pago de hasta 830 millones de dólares en forma anticipada, además de pagos adicionales por las moléculas potenciales que tengan éxito en las fases preclínica, clínica y comercial. Adicionalmente, Arvinas podría recibir regalías por las ventas globales de cualquier producto que se obtenga con esta colaboración.

“Como una industria global líder, Pfizer tiene una posición única para asociarse con nosotros para explotar el potencial de las moléculas PROTAC en múltiples enfermedades. Esto marca otro hito importante, mientras continuamos expandiendo el uso de nuestra plataforma de degradación de proteínas y avanzamos con los primeros candidatos de Arvinas hacia las fases clínicas.” 

–Dr. John Houston, Presidente y Director Ejecutivo de Arvinas.

Sobre la plataforma PROTAC

La compañía biofarmacéutica Arvinas, de origen estadunidense, diseñó la tecnología PROTAC para crear terapias de moléculas pequeñas que tienen la finalidad de eliminar las proteínas celulares relacionadas con las causalidad de diferentes enfermedades. Estos agentes actúan reclutando una ligasa E3 para que se una a la proteína blanco, de forma que esta última sea sometida a ubiquitinación y degradación por parte del sistema de ubiquitina-proteosoma, que se encarga normalmente de degradar las proteínas dañadas.

La plataforma PROTAC ha puesto la mira en objetivos terapéuticos importantes, con la alternativa de obtener medicamentos más seguros y potentes en comparación con otras moléculas pequeñas inhibitorias, buscando atacar al 75% de los objetivos que han escapado a la acción de las terapias farmacológicas.