Shire, en su mejor momento.

El laboratorio irlandés Shire anunció los resultados financieros que obtuvo durante el primer cuarto (Q1) del 2018, resaltando que sus ventas globales crecieron 7% y que sus productos en desarrollo (pipeline) han tenido un progreso sólido.1

Según el boletín publicado el 26 de abril, en ese trimestre Shire tuvo ingresos por $3,637 millones de dólares estadunidenses (USD), de los cuales $2,719 millones fueron generados por sus terapias de enfermedades raras (un segmento que creció 10%). Hay que recordar que Shire conserva dos segmentos solamente (enfermedades raras y neurociencias), después de que le vendió la franquicia de oncología a la compañía Servier, a mediados de abril.1

“Shire ha tenido un buen inicio en 2018, al cumplir con las prioridades de desempeño comercial, progreso del pipeline, liquidación de deudas y optimización del portafolio. Generamos un crecimiento de ventas de 7% en el primer cuarto, para alcanzar $3.6 miles de millones, con contribuciones importantes de nuestra franquicia de inmunología, productos lanzados recientemente y mercados internacionales.”

–Dr. Flemming Ornskov, CEO de Shire.

Los referidos progresos en el pipeline hacen alusión a los avances conseguidos en los procesos regulatorios de lanadelumab (que fue colocado en categoría de aprobación acelerada en Estados Unidos, Europa y Canadá), la aprobación de lifitegrast en Canadá y de ADYNOVI (factor antihemofílico recombinante pegilado) en la Unión Europea, así como la obtención de la designación de terapia innovadora por la FDA para el maribavir, un benzimidazol que se ha desarrollado para tratar la infección por citomegalovirus en pacientes trasplantados.1

Otra novedad interesante que coloca a Shire en la carrera de las nuevas tecnologías en terapéutica, es la colaboración pactada con la compañía de biotecnología NanoMedSyn para investigar el potencial uso de los derivados AMFA en el tratamiento de reemplazo enzimático.1,2

A fines de mayo, los reflectores se posaron sobre Shire debido al persistente interés que ha manifestado la farmacéutica japonesa Takeda por comprarla. La última oferta, cuyo plazo caduca el 8 de mayo, no ha tenido una respuesta definitiva hasta hoy. En los próximos días, sabremos si Takeda cumple su propósito y si los accionistas de Shire acceden a la venta.