Kymriah® obtiene su segunda indicación.

El primero de mayo de 2018, el tisagenlecleucel (Kymriah®) de Novartis consiguió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para ser utilizado en una segunda indicación. Ahora se podrá usar como tratamiento de adultos con linfoma de células B grandes que tiene recaída o es refractario después de administrar dos o más regímenes de terapia sistémica. Esto incluye a los pacientes con linfoma difuso de células B grandes (LDCBG), linfoma de células B de alto grado y LDCBG que surge a partir de linfoma folicular.1

Hay pocas opciones de tratamiento que permitan alcanzar una respuesta duradera en este tipo de pacientes, en los cuales se tiene una expectativa de vida de seis meses, aproximadamente.1

“La aprobación por parte de la FDA para Kymriah®, le proporciona otra oportunidad a Novartis para seguir construyendo sobre su posición de liderazgo en el desarrollo de CAR-T, aportando una terapia que tiene potencial de transformación, con tasas de respuesta duraderas y sostenidas y un perfil de seguridad bien caracterizado, para ayudarle a los pacientes que tienen una urgente necesidad de nuevas opciones de tratamiento.”

–Liz Barrett, CEO de Novartis Oncología.

Recordemos que Kymriah® fue la primera terapia basada en linfocitos T con receptores quiméricos de antígeno (CAR-T, por sus siglas en inglés) que recibió la aprobación para el tratamiento de leucemia linfoblástica aguda (LLA) de precursores de células B que ha sido refractaria o que ha presentado dos o más recurrencias (en agosto de 2017).1

“El objetivo de Kymriah es brindarle a los médicos una terapia que ha demostrado tasas de respuesta duraderas en pacientes con LDCBG en recaída o refractario, que es una población de pacientes que ha soportado múltiples rondas de quimioterapia, de los que muchos han experimentado trasplantes no exitosos de células madre.”

–Dr. Stephen J. Schuster, Director del Programa de Linfoma en el Centro Abramson de Cáncer.