Biosimilar de enoxaparina, llega a países latinoamericanos de la mano de Sandoz

La compañía española Laboratorios Farmacéuticos Rovi, estableció un acuerdo con Sandoz, una firma propiedad de Novartis, para distribuir y comercializar su producto biosimilar de enoxaparina en 14 países y regiones del mundo, incluyendo a México, Argentina, Brasil, Colombia y Centroamérica. La firma del convenio se anunció públicamente el 11 de junio.

El biosimilar está indicado en el tratamiento y prevención de la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar, tal como la enoxaparina original de Sanofi, que es comercializada con las denominaciones de Lovenox® y Clexane®.

“Estamos muy ilusionados al anunciar nuestro acuerdo con Sandoz, el líder mundial en biosimilares, que esperamos que contribuya a un crecimiento significativo de nuestro biosimilar de enoxaparina. Sandoz es un socio colaborador excelente para expandir la huella internacional de ROVI y convertirnos en un líder en el campo de las heparinas de bajo peso molecular.”

–Juan López-Belmonte Encina, Consejero Delegado de ROVI.

Rovi no solamente opera como fabricante para terceros, sino que también tiene la producción propia de Bemiparina y Enoxaparina. Desde 1981, ha estado investigando las heparinas de bajo peso molecular. En 2017, consiguió la aprobación para introducir su biosimilar de enoxaparina en 26 países de la Unión Europea.