EUA toma precauciones contra el bioterrorismo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dio su autorización para que pueda utilizarse el agente antiviral tecovirimat (TPOXX, de SIGA Technologies Inc.), que se convirtió en el primer fármaco indicado para el tratamiento de la viruela.

Aunque esta enfermedad fue declarada por la Organización Mundial de la Salud como erradicada en 1980, sigue habiendo temor de que el virus causante pueda ser utilizado como arma biológica. Ante este riesgo, SIGA Technologies trabajó junto con la Autoridad de Investigación y Desarrollo en Biomédicos Avanzados (BARDA, por sus siglas en inglés), que es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

“Para cubrir el riesgo de bioterrorismo, el congreso ha tomado los pasos necesarios para permitir el desarrollo y aprobación de contramedidas para atacar a los patógenos que pudieran ser empleados como armas… Este nuevo tratamiento nos brinda una opción adicional en caso de que la viruela fuera usada como arma biológica alguna vez.”

–Doctor Scott Gottlieb, Comisionado de la FDA.

Cabe señalar que la eficacia antiviral de tecovirimat fue analizada en modelos animales infectados con virus estrechamente emparentados con el de la viruela, en los que se observó una sobrevida superior en comparación con aquellos que recibieron placebo. La FDA acepta como válidos los datos de eficacia obtenidos en estudios realizados en animales cuando no resulta ético que se practiquen en seres humanos, como sucede en este caso.

En tanto a los resultados de seguridad, tecovirimat sí fue evaluado en 359 personas sanas que se ofrecieron de manera voluntaria, en los que se detectó que los eventos adversos más frecuentes fueron cefalea, náusea y dolor abdominal.