Médicos, obligados a detectar y atender la obesidad.

El doctor Víctor Huggo Córdova Pluma, médico internista y Coordinador del Grupo de Estudio de Bioética para el Sobrepeso y la Obesidad, aseveró que en México, a pesar de los avances en materia regulatoria, del esfuerzo que hacen las instituciones de salud y del profundo conocimiento que se tiene en la materia “hemos fallado y  los pacientes siguen inmersos en el problema del sobrepeso” y en el desconocimiento.

Según comenta el doctor Córdova, entre las causas de este fracaso, se incluye la abundancia de información errónea y contradictoria que existe en internet, la falta de apoyo por parte de las personas que rodean al paciente, así como la búsqueda de tratamientos con quienes no cuentan con la preparación adecuada. Sin embargo, el especialista igualmente señaló que la responsabilidad también es médica al no saber la manera correcta en dirigirse a los pacientes.

El movimiento Ciencia en Obesidad plantea que los médicos deben comunicar a los pacientes de forma permanente sobre los riesgos que conlleva la obesidad, y la necesidad para guiarlos a que tengan una solución personalizada e integral al sobrepeso.

“El tema es la comunicación. Los médicos no sabemos comunicar”.

–Dr. Víctor Huggo Córdova, Secretario del Consejo Mexicano de Medicina Interna.

El doctor Jorge Yamamoto, endocrinólogo, recomienda a los médicos generales que estén atentos para detectar a los pacientes obesos y abordar el problema aunque el paciente no haya acudido a consulta por ese motivo. Ante estas situaciones, el médico debe explicarle al paciente que este es un problema, debe informarle sobre el riesgo, indagar los hábitos alimenticios, definir el tipo de obesidad, investigar posibles comorbilidades y mandar estudios básicos (química sanguínea, examen general de orina). Una vez que se tenga un panorama claro del caso, se debe iniciar un abordaje que incluya inicialmente las modificaciones necesarias al estilo de vida.

“Después de seis meses con un tratamiento con base en cambios en el estilo de vida, se puede comenzar a evaluar la necesidad de administrar tratamiento farmacológico”.

–Dr. Jorge Yamamoto Cuevas, especialista en endocrinología.

Si el médico general no tiene el conocimiento requerido para prescribir medicamentos antiobesidad, debe referir al paciente con un especialista, sugiere el doctor Yamamoto.