Nuevo agente para tratar la micosis fungoide y el síndrome de Sézary.

El 8 de agosto, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de mogamulizumab-kpkc (Poteligeo®) para el tratamiento de pacientes adultos con micosis fungoide o síndrome de Sézary recurrente o refractario, después de que han recibido una terapia sistémica.

Esta aprobación no solamente proporcionó una nueva alternativa para abordar la micosis fungoide, sino que convirtió a mogamulizumab en el primer agente que recibe la indicación específica para el manejo del síndrome de Sézary. La FDA le asignó el estatus de agente huérfano.

Recordemos que la micosis fungoide y el síndrome de Sézary son dos tipos de linfoma no Hodgkin que afectan la piel. De hecho, alrededor de la mitad de los linfomas de origen cutáneo son micosis fungoide.

Mogamulizumab es un anticuerpo monoclonal que se une a la proteína CCR4 (CC chemokine receptor type 4), que se encuentra en algunas células cancerosas.

“La micosis fungoide y el síndrome de Sézary son variantes raras y de difícil tratamiento de linfoma no Hodgkin, y esta aprobación cubre una necesidad médica no cubierta para estos pacientes.”

–Doctor Richard Pazdur, Director del Centro de Excelencia en Oncología de la FDA.

La aprobación se apoyó en un estudio clínico que incluyó 372 pacientes con ambos tipos de linfoma que habían tenido recaída, a los cuales se les administró Poteligeo® o quimioterapia con vorinostat. La sobrevida libre de progresión fue superior entre los pacientes que recibieron Poteligeo® (mediana 7.6 meses), en comparación con los del grupo que tomó vorinostat (median 3.1 meses).

El propietario de mogamulizumab-kpkc es Kyowa Kirin, Inc.