EPOC, un problema creciente por mala prevención.

Hablar de EPOC no está de más. Por el contrario, es un tema relevante a nivel internacional. Así lo comentó el doctor Gabriel Escobedo Arenas, Coordinador de la Clínica de Enfermedades Pulmonares Obstructivas del Centro Médico Nacional “La Raza”, del IMSS. Para dar muestra de ello, el especialista mencionó que, en 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) colocó a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en tercer lugar entre las diferentes causas de mortalidad a escala internacional. En México, la EPOC ocupó la octava posición en ese mismo año. Solo entre las mujeres, supera en este ámbito al cáncer de mama y al cáncer cervicouterino.

Prevención, un área de oportunidad

A pesar de no ser curable, la EPOC es un problema prevenible y tratable. Aunque ya se han identificado plenamente los factores predisponentes de este trastorno (como el tabaquismo y la exposición a la quema de la biomasa), no se han implementado medidas preventivas eficaces en México.

De acuerdo con el doctor Christian Valencia Pineda, Director Médico de Boehringer Ingelheim México, la población y las autoridades han ignorado en cierto grado la importancia y gravedad de la EPOC.

En esto coincide el doctor Gabriel Escobedo Arenas, quien afirma que la educación del personal médico con respecto a esta enfermedad ha sido deficiente, lo que ha impedido que se informe adecuadamente a la población general.

“Los médicos no hemos hecho nuestra labor, que consiste en la prevención… Cuando no se logra hacer una buena prevención, es obligatorio hacer un diagnóstico temprano para darle al paciente un tratamiento oportuno y evitar así las complicaciones.”

–Doctor Gabriel Escobedo Arenas.

El tabaquismo y otros factores predisponentes

El doctor Escobedo Arenas señaló que, probablemente, el tabaquismo es el factor predisponente más importante en el desarrollo de la EPOC. No obstante, los pacientes pueden ser reticentes dejar este mal hábito, por causa del efecto adictivo que genera. De esto dio testimonio la actriz Raquel Pankowsky, quien vive con este padecimiento y ha experimentado serias afectaciones en su calidad de vida por causa de la EPOC.

A esto hay que agregar que la EPOC también es frecuente en el sector poblacional de bajos recursos, quienes todavía se ven obligados a usar fogones dentro de sus hogares para cocinar los alimentos. No hay que olvidar la alta probabilidad de EPOC entre personas que se exponen a humos producidos por la combustión de biomasa por motivos laborales.

Cuando la enfermedad no se previene a tiempo, se vuelve fundamental su diagnóstico y tratamiento de manera temprana. Por ello, no debe descartarse la necesidad de realizar campañas de tamizaje entre las personas con factores predisponentes, e incluso entre la población general, mediante la realización de espirometrías.

Sobre el tratamiento

El doctor Ricardo Lemus Rangel, Neumólogo adscrito al Departamento de Neumología del Centro Médico Nacional “La Raza”, recordó que el tratamiento de la EPOC tiene los objetivos de aliviar los síntomas, aumentar la tolerancia al ejercicio y mejorar el estado de salud en general. Además, es necesario reducir los riesgos de exacerbación y progresión del padecimiento, lo que además repercutirá en una menor mortalidad.

Existen diversos componentes que integran el tratamiento del paciente con EPOC. Un elemento que resulta crucial, por los buenos resultados que ha demostrado en estudios clínicos, es la combinación de fármacos broncodilatadores de larga duración. Estas combinaciones suelen incluir agentes con distinto mecanismo de acción, lo que implica la utilización de un agente beta-2 adrenérgico (LABA, por sus siglas en inglés) junto con un antagonista de los receptores muscarínicos (fármacos anticolinérgicos conocidos por las siglas en inglés LAMA).

Según comentó el doctor Lemus Rangel, la combinación de dos broncodilatadores puede emplearse en pacientes pertenecientes a cualquier grupo GOLD, incluso desde el panel A. Cuando los resultados clínicos no son óptimos con la administración de un solo broncodilatador, se puede escalar a una combinación. El especialista también explicó que el tiotropio fue el primer anticolinérgico de acción ultra-prolongada que entró al mercado, habiendo demostrando éxito para reducir las exacerbaciones, habiendo mostrado efectividad a largo plazo en la mejoría de la calidad de vida y la tolerancia al ejercicio.

La combinación de tiotropio más olodaterol se ha posicionado como una de las mejores combinaciones fijas existentes para manejar pacientes con EPOC, de acuerdo con el doctor Ricardo Lemus.