Lorbrena®, nueva terapia para cáncer pulmonar de células no pequeñas

A principios de noviembre, el inhibidor de cinasa lorlatinib (Lorbrena®, de Pfizer) fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para ser utilizado en el tratamiento de pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas metastásico, positivo a la cinasa de linfoma anaplásico (ALK+), que han tenido progresión al ser tratados con crizotinib y uno o más inhibidores de la ALK, o después de recibir terapia ALK de primera línea para enfermedad metastásica con los inhibidores de ALK alectinib o ceritinib.

“Con el paso de los años, Pfizer ha transformado la investigación, el manejo y tratamiento de pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas ALK-positivo. Sobre la base de nuestro amplio conocimiento de la complejidad tumoral y resistencia al tratamiento, Lorbrena fue descubierto por científicos de Pfizer y desarrollado específicamente para inhibir las mutaciones tumorales que pueden conferir resistencia a otros inhibidores de la tirosina cinasa ALK.”

–Andy Schmeltz, Presidente Global de Pfizer Oncología.

Recordemos que, en 2011, Pfizer introdujo el agente crizotinib (Xalkori®) al mercado, siendo este el primer inhibidor de tirosina cinasa indicado para el tratamiento de cáncer pulmonar de células no pequeñas metastásico ALK-positivo. A pesar de que representó un avance, el cáncer de pulmón sigue siendo el cáncer más letal en el mundo. Esto de debe a que muchos pacientes con cáncer pulmonar metastásico ALK-positivo que tienen respuesta inicialmente a las terapias con inhibidores de tirosina cinasa, suelen experimentar progresión del tumor. Aunado a esto, las opciones son limitadas para los pacientes que presentan progresión después de recibir tratamiento con inhibidores de tirosina cinasa de segunda generación como alectinib, brigatinib y ceritinib.

Con este panorama, Lorbrena® se muestra como una nueva opción para aquellos pacientes que han tenido progresión tumoral al recibir terapia con inhibidores de segunda generación, lo que representa la posibilidad de mantener un tratamiento oral.

Lorbrena® consiguió la aprobación acelerada ante las evidencias de tasa de respuesta tumoral y duración de respuesta, que se obtuvieron en un estudio multicéntrico (estudio B7461001; NCT01970865) realizado en 215 pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas metastásico ALK+ y las condiciones de tratamiento previo mencionadas arriba.

En este ensayo clínico, se observó una tasa de respuesta global de 48% (IC 95%, 42, 55), con porcentajes de 4% y 44% para respuesta completa y parcial, respectivamente. Además, la mediana de duración de respuesta se estimó en 12.5 meses (IC 95%: 8.4, 23.7).

Por otra parte, en 89 pacientes que presentaron lesiones mensurables localizadas en el sistema nervioso central (SNC) se detectó una tasa de respuesta global de 60% (IC 95%: 49, 70), conforme a los criterios RECIST 1.1, teniendo respuesta completa y parcial de 21% y 38%, respectivamente. La mediana de duración de respuesta fue estimada en 19.5 meses (IC 95%: 12.4, no alcanzado).