FDA advierte riesgos al interrumpir tratamiento con fingolimod

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, publicó una advertencia el 20 de noviembre, sobre el riesgo probable que implica la interrupción del tratamiento de esclerosis múltiple con el agente fingolimod (Gilenya®).

Dicho riesgo consiste en un empeoramiento de la enfermedad en un grado mayor que el registrado antes o durante la administración del tratamiento. Según publicó la FDA, el empeoramiento de la esclerosis múltiple se ha detectado en raras ocasiones, pero puede derivar en una discapacidad permanente.

Por tal motivo, el organismo regulador le recomienda a los médicos tratantes que informen a los pacientes sobre esta posibilidad antes de iniciar la terapia con Gilenya®. Por otra parte, en caso de que sea necesario descontinuar el uso de este medicamento, se debe mantener una estrecha vigilancia a los pacientes para detectar las exacerbaciones de la enfermedad en forma oportuna y administrar el tratamiento apropiado. Asimismo, hay que solicitarle a los pacientes que reporten de inmediato la presencia de síntomas nuevos o el agravamiento de los existentes, después de haber interrumpido el tratamiento con Gilenya®.