Novartis terminó 2018 de la mejor forma.

Los últimos días de diciembre de 2018 fueron muy trascendentes para la compañía farmacéutica global Novartis. Las razones incluyen un nombramiento para la dirección de la División de Oncología, una adquisición y una aprobación otorgada por la Comisión Europea. A continuación, hablamos con más detalle de estos asuntos.

Nueva CEO para Novartis Oncología

Con la mira puesta en los retos del futuro, se anunciaron ajustes en la Dirección de su División de Oncología. El 20 de diciembre, se anunció que el cargo de CEO de Novartis Oncología sería ocupado por la doctora Susanne Schaffert, quien hasta el último día de 2018 fue Presidenta de la compañía Advanced Accelerator Applications (AAA), que es propiedad de Novartis. De esta forma, Liz Barrett dejará el mando de la división de productos oncológicos tras 11 meses.

La doctora Susanne Schaffert ha laborado en Novartis por más de 20 años. En los últimos seis se ha involucrado en el área de oncología. Durante su período al frente de AAA, realizó el lanzamiento de Lutathera®, un radioligando que se utiliza en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, en Estados Unidos y la Unión Europea.

“Convertirme en CEO de Novartis Oncología es un gran honor y estoy honrada por tener la oportunidad de dirigir una de las principales unidades de negocio de oncología que hay en el mundo. Todavía hay mucho trabajo por hacer para ayudar a las personas con cáncer a vivir más tiempo y con una vida mejor, y estoy emocionada por poder reimaginar la medicina junto con mis colegas de Novartis.”

–Susanne Schaffert

Por su parte, Liz Barrett declaró que decidió aceptar el cargo de CEO de una compañía de biotecnología radicada en los EUA, pues le resultó imposible reubicar a su familia en Basilea, Suiza, donde está asentada la matriz de la División de Oncología de Novartis.

“Quiero agradecerle a Vas (Narasimhan, CEO de Novartis) por la oportunidad de trabajar en esta gran compañía y a todos en Oncología por su compromiso para transformar lo que es el cáncer para los pacientes y sus familias. Confío en que, bajo el liderazgo de Susanne, Novartis continuará expandiendo su impacto en la oncología.”

–Liz Barrett

Adquisición de Endocyte

El 21 de diciembre, Novartis anunció que concretó la compra de la compañía biofarmacéutica Endocyte, lo que agrega a su portafolio el producto 177Lu-PSMA-617, que es un radioligando que podría convertirse en el primero en su clase y que está en fase III de desarrollo para el tratamiento de cáncer prostático metastásico resistente a la castración.

Endocyte es una empresa estadunidense enfocada en el desarrollo de terapias anticancerosas mediante receptores de antígenos quiméricos para células T (T-CAR) y radioligandos.

Otra aprobación para Kisqali®

El 21 de diciembre, la Comisión Europea aprobó una nueva indicación para Kisqali® (ribociclib), un inhibidor de CDK4/6, para el tratamiento de cáncer mamario metastásico o localmente avanzado, positivo a receptores hormonales (HR+) y negativo al receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (HER2–), usado en combinación con fulvestrant como terapia endocrina inicial y en pacientes que han recibido terapia endocrina previa.

Asimismo, Kisqali® tiene ahora la indicación para su uso en combinación con terapia endocrina y un agonista de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH) en mujeres pre y perimenopáusicas con cáncer de mama metastásico o localmente avanzado HR+/HER2–.

La aprobación se logró gracias a los resultados de los estudios clínicos MONALEESA-3 y MONALEESA-7, que demostraron el beneficio clínico de los regímenes basados en Kisqali® en primera y segunda línea en estos tipos de pacientes.