Actividad en el mercado de CEOs.

Dos importantes compañías farmacéuticas inician el 2019 con flamantes CEOs. Por una parte, Gilead necesitaba elegir un reemplazo para el doctor John Milligan, quien anunció desde julio que dejaría el cargo vacante, en medio de la dura caída de ingresos que enfrentó la empresa luego de poner sus esperanzas en los medicamentos para tratar la hepatitis C.

Milligan trabajó par Gilead durante 28 años, los últimos dos como CEO. El consejo directivo estuvo buscando con esmero un reemplazo que les permitiera mantener la esperanza en un mejor futuro. Y lo encontraron en Roche.

El veterano Daniel O’Day, quien ocupó el cargo de CEO de Roche Pharmaceuticals hasta el último día de diciembre de 2018, aceptó la oferta (y el reto) de Gilead. O’Day tiene las herramientas que le podrían servir para mejorar las perspectivas de Gilead, puesto que, en 2017, se pagaron $11 mil millones de dólares para comprar una compañía pionera en la tecnología de generación de receptores de antígenos quiméricos (T-CAR), incluyendo la terapia génica conocida con el nombre de Yescarta® (axicabtageno ciloleucel). Con esto, se espera que Gilead diversifique sus miras y fortalezca su área de terapias anticancerosas.

Por otra parte, el vacío que deja Daniel O’Day en la rama farmacéutica de grupo Roche, quedó cubierto por William Anderson, que antes ocupara el cargo de CEO de Genentech. Con este movimiento, Anderson ingresará al Comité Ejecutivo del Corporativo Roche.

Al respecto de estos ajustes, el CEO de Grupo Roche, Severin Schwan, declaró que, durante los 31 años que Daniel O’Day laboró con ellos, demostró una capacidad excepcional y tuvo un papel clave para el desarrollo de una variedad de terapias innovadoras. Schwan también reconoció que Roche cuenta con una de las líneas de investigación y desarrollo más poderosas en el ramo farmacéutico, y agradeció la contribución de O’Day para hacerlo posible.

“Estoy muy complacido porque, con Bill Anderson, estamos nombrando un nuevo CEO para nuestra División Farmacéutica que posee un registro laboral impresionante. Bill aporta un profundo conocimiento de nuestra industria y una extensa experiencia en cuanto a liderazgo global.”

–Severin Schwan, CEO de Grupo Roche.