Adiós, Shire. Hola, Takeda

El laboratorio biofarmacéutico Shire, especializado en el desarrollo de terapias para enfermedades raras, ha dejado de existir como tal para fundirse en el cuerpo del titán japonés Takeda.

La conclusión de este proceso de compra se anunció el pasado 8 de enero, cuando Takeda emitió un comunicado en el que se preció de convertirse en un líder biofarmacéutico global con un ingreso anual combinado que supera los 30 mil millones de dólares gracias a sus unidades de negocio de oncología, salud gastrointestinal, neurociencias, enfermedades raras y terapias derivadas del plasma.

Según declaraciones de Christophe Weber, el Presidente y CEO de Takeda, la adquisición obtuvo el visto bueno de una amplia mayoría (88%) de los accionistas de Takeda, en la votación que se realizó en una sesión extraordinaria sostenida el 5 de diciembre de 2018. Así concluyó una intensa campaña para persuadir a los accionistas acerca de los beneficios que tendría la adquisición.

Tras la compra de Shire, se espera que Takeda tenga una mejoría de su flujo de efectivo y obtenga una considerable sinergia de costos, con ganancias atractivas para los accionistas. De acuerdo con las proyecciones hechas por Christophe Weber, la adquisición de Shire traerá un ahorro anual de $1,400 millones de dólares tras completar la fusión.

Según se asienta en un artículo publicado en bloomberg.com, este movimiento ha posicionado a Takeda dentro de la lista de las 10 industrias farmacéuticas con mayores ingresos. Además, la compañía japonesa obtendrá mayor presencia en el mercado estadunidense y verá fortalecido su pipeline de moléculas en proceso de investigación y desarrollo.

No obstante, no todo luce bien en el panorama. Según se señala en un artículo publicado en reuters.com, cuyo autor es Takashi Umekawa, los analistas creen que no será fácil integrar las dos compañías. Por otra parte, reconocen que Takeda no tenía más opción que buscar una expansión global, pues la industria farmacéutica encara una competencia intensa.

“Incluso con la adquisición de Shire, algunos dicen que Takeda necesitará reforzar su línea de terapias experimentales para competir en el largo plazo.”

–Takashi Umekawa, en Reuters.com