Boehringer Ingelheim, recibe certificado como empresa ética.

Boehringer Ingelheim continúa siendo noticia en estas fechas, ya que este mes recibió formalmente la certificación otorgada por el Consejo de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica (CETIFARMA), un reconocimiento por su desempeño como una empresa con prácticas transparentes.

Tras la auditoría ejecutada por la asociación civil Gestión Social y Cooperación (GESOC, A.C.), el Consejo Directivo de CETIFARMA evaluó el dictamen y emitió su veredicto para otorgar el certificado a Boehringer Ingelheim. Este certificado es producto de haber realizado ajustes en sus políticas a favor de la ética que ha sido y sigue siendo parte habitual de su desempeño cotidiano.

La ética y la transparencia son rasgos especialmente necesarios y deseables en una industria relacionada con el bienestar de la población como es la industria farmacéutica.

De esta forma, Boehringer Ingelheim logró convertirse en la octava compañía que ostenta una certificación vigente. Las otras siete son Abbvie, Abbott, Eli Lilly, Ipsen, Janssen-Cilag, Novartis y Takeda. Almirall de México contaba con la certificación, hasta antes de ser adquirida por Grupo Grünenthal, en 2016.

La ceremonia de entrega contó con la presencia de destacadas personalidades del sector farmacéutico y la medicina, el doctor Dr. Juan Francisco Millán Soberanes, Director General de CETIFARMA, quien señaló con total certeza que “quien está dispuesto a ser evaluado, refrenda en la práctica su compromiso con la transparencia y con la mejora continua en su desempeño.”

“No son muchas, las empresas que cuentan con un certificado de prácticas transparentes… Somos una industria que está al servicio de la nación, de los médicos y los pacientes; que colaboramos con innovación y que tenemos un comportamiento ético, transparente y dirigido a solucionar los problemas de la salud.”

–Ing. Guillermo Funes Rodríguez, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA).

Por su parte, el licenciado Miguel Salazar Hernández, Presidente y Director General de Boehringer Ingelheim México, Centroamérica y El Caribe, recalcó que este triunfo no implica relajar sus prácticas de transparencia, pues el certificado tiene una vigencia de tres años. Una vez que se cumpla este plazo, Boehringer Ingelheim buscará reconquistar el valioso reconocimiento, lo que seguramente no les será difícil porque las buenas prácticas forman parte de la cultura de la compañía, afirmó.

Cabe destacar que la entrega de este reconocimiento coincide con el marco de los festejos por los 65 años que cumple la farmacéutica alemana en el mercado mexicano.