mHealth tu aliado para cuidar de su salud

¿Sabía que usted puede dar seguimiento a la salud de sus pacientes fuera del consultorio?

El uso de dispositivos móviles va cada vez en mayor aumento, y al mismo tiempo surgen aplicaciones que pueden ayudar a las personas a llevar un estilo de vida más sencillo, esto incluye su salud. A este tipo de desarrollo digital se le denomina como mHealth y puede ayudarle en su práctica médica.

La mHealth o mobile Health se define, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe de 2015 Global Observatory for eHealth, como el uso de dispositivos móviles, (smartphones, tablets, etc.), PDAs y otros, dirigidos a dar seguimiento a la salud de los pacientes. Esto se hace con el fin de generar práctica médica y la sanidad pública.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para 2017 el número de usuarios con un teléfono inteligente llegó a los 64.7 millones, y contando.

¿Por qué es útil saber acerca del mobile Health?

El alto desempeño de los smartphones en la vida diaria de las personas es un hecho innegable en la actualidad. No sólo se trata de sumarse a la tendencia digital por estar a la moda, se trata de tomar las ventajas de estos aparatos cotidianos y utilizarlos como una herramienta que monitorea la salud de los pacientes en todo momento y estar para ellos cuando lo necesiten.

Se estima que este año, el tamaño de mercado de salud móvil alcance los 52.6 millones de dólares. Para 2015, podría ascender a 332.7.

Existen dos tipos de mobile Health, de big data y de uso individualizado. Las aplicaciones mHealth de uso big data están diseñadas para recopilar información de la salud de los usuarios con el fin de almacenarlos en un sistema electrónico de información en salud, como los expedientes clínicos electrónicos, por ejemplo.

Por otro lado, el mHealth de uso individualizado está diseñado específicamente para monitorear y llevar un registro de datos personales referentes a una actividad, condición o enfermedad de los pacientes para recibir atención personal e individual. Cabe destacar que este tipo de información puede estar vinculada a alguna base de datos, o no. Un ejemplo de ello son la utilización de aplicaciones monitorear la diabetes, la hipertensión, el embarazo o el período menstrual.

¿Cómo mHealth puede ayudarle en su práctica diaria?

El uso de apps mHealth por parte de nuestros pacientes permtie obtener una visualización de la información de una forma estructurada y ordenada, la cual puede generar una proyección de datos en el futuro. De ser así, funge como un apoyo que nos facilita la toma de decisiones en el tratamiento de la condición de nuestros pacientes.

Un ejemplo de app dedicada al seguimiento de la salud es Medisafe®, desarrollado por la compañía farmacéutica y química Merck. La cual ayuda a pacientes con enfermedades crónicas a mejorar la adherencia a sus tratamientos mediante la organización de citas con el médico y recordatorios para la toma de medicamentos.

Cabe mencionar que esta información proporcionada es una aproximación generada con base en algoritmos de cálculos artificiales, por lo que deben de verse como una herramienta, ya que no sustituyen de ninguna manera la opinión diagnóstica y el tratamiento que brindamos como profesionales de la salud.

Actualmente, varios organismos e instituciones se encuentran trabajando con el fin de otorgar un buen producto de mHealth, y con ello, brindar un mejor servicio. Sin embargo, parte de las problemáticas que repercuten en estas acciones son la seguridad informática de estas aplicaciones, regulaciones de organismos internacionales en salud y el uso que se le da a la información recabada.

Gracias a estas nuevas herramientas, su masificación y constante desarrollo, logran aportar potenciales beneficios, ya que como prestadores de salud, gozamos de mayor acceso a la información de nuestros pacientes con múltiples herramientas de asistencia diagnóstica y terapéutica. Mientras que, los usuarios-pacientes que recurren a este tipo de aplicaciones, pueden tener un mejor control y monitoreo acerca de su estado de salud.

Sin embargo, no olvide que, como hemos mencionado anteriormente, los datos generados por estas herramientas son de carácter estrictamente asistencial y no sustituyen de ninguna manera nuestra opinión diagnóstica como expertos en la salud de nuestros pacientes.

Y usted, ¿se animaría a aplicar mHealth en su práctica médica diaria?